​Unapyme Pide Esclarecer el Impuesto a las Gasolinas y que Paguen las Grandes Industrias Igual que las Pequeñas

|


GIANINA COMUNICADO 2

"En un país reconocido mundialmente como uno de los más desiguales del planeta, nos parece inconcebible que se siga perpetuando esta realidad, más aún mediante el cobro de un impuesto tan sensible, como es el de la gasolina. Hoy, experimenta un alza mundial porque es un recurso natural escaso. Sin embargo, si desmenuzamos la historia de este impuesto y quiénes son los que lo pagan verdaderamente (todos los chilenos), nos parece de suma relevancia que se despejen varios puntos". Así lo señala Gianina Figueroa, Directora de Unapyme y Presidenta de Unapyme Valparaíso, quien realizó esta declaración a los medios de prensa desde el sector Pymes, exigiendo que de una vez por todas se aclare el origen de este impuesto y la injusta manera de cobrarlos, ya que “somos los ciudadanos, las Pymes los que lo pagamos, mientras las grandes empresas no lo hacen, ya que están exentas de éste, ya que se les devuelve a través del IVA mensual. Esas son las paradojas de este país, pero se nos hace creer que lo pagamos todos los chilenos. NO es así, los pagamos los ciudadanos, Pymes y gente que no es la clase pudiente de este país, sino personas que requieren de vehículos para trabajar”, señaló.

Destacó que este es un impuesto que surgió con otra realidad país, hace 32 años, cuando su objetivo la reconstrucción y reparación de la infraestructura vial de nuestro país y mitigar la contaminación, luego del terremoto de 1985. “No es un gran misterio descubrir, entonces, que el espíritu que guiaba este impuesto, hoy no tiene razón de ser. Desde hace años cada uno de nosotros paga por usar las carreteras y paga permisos de circulación por ocupar cada centímetro de territorio”, indicó.

En segundo lugar, Figueroa aclaró que se dice que este es un impuesto por contaminar, pero sí de eso se trata, “más que por los vehículos, la contaminación es provocada por los combustibles derivados del petróleo utilizado por las grandes industrias, que lo emplean en el desarrollo de sus procesos productivos o de servicios (eléctricas, mineras, agrícolas y otras)”.

Cabe señalar que este impuesto genera al fisco alrededor de US$ 2.800 millones anuales. En tanto, el consumo total de estos combustibles es aproximadamente de 18 mil millones de metros cúbicos al año, de los cuales sólo un 30% (5.4 millones metros cúbicos) es consumido por vehículos (autos particulares, taxis colectivos, locomoción. El 70% restante- fíjese bien- equivalente a 12,6 millones de metros cúbicos, lo consumen las Industrias que están exentas de este Impuesto, que se les devuelve a través del IVA mensual. Paradojas de este Chile.

Desde Unapyme piden Justicia Tributaria, señalando estar “conscientes en ello que deberemos asumir un mayor precio, a través del impuesto, pero exigimos que que no sólo lo termine pagando el ciudadano común”.