CCS estima Imacec de 3,5% para agosto ante repunte del comercio

|


Vestuario

La Cámara de Comercio de Santiago (CCS) consignó este miércoles que pese a las grandes diferencias entre rubros, el comercio minorista viene exhibiendo un buen desempeño en lo que va del año. De acuerdo a las cifras informadas por el INE, en agosto las ventas crecieron un 4,8% en 12 meses, acumulando un 3,9% anual en los primeros ocho meses de 2018. El resultado, apuntó el organismo gremial, “revela una importante mejoría en relación a julio, en que las ventas prácticamente no registraron variación en relación al mismo mes del año anterior.”

De esta forma, indica que el crecimiento de 3,9% anual acumulado hasta agosto es similar al 3,7% acumulado en igual período en 2017, y supera en más de un punto los registros de los años previos (2,6% en 2016 y 2,7% en 2015). “El desempeño del sector es destacable, en un contexto en que los indicadores del mercado laboral, particularmente la masa salarial, muestran algunos síntomas de preocupación, al tiempo en que ha disminuido en forma significativa el flujo de compradores desde Argentina, que llegó a alcanzar alto protagonismo en los últimos años”, precisó.

A nivel de componentes, las ventas de Alimentos han crecido 2,4% anual en lo que va del año. En este rubro en particular los efectos de la masa salarial sobre el consumo son menos intensos, ya que por tratarse de un consumo de primera necesidad, tiende a mostrar patrones de demanda más estables que otras categorías.

Otros rubros más elásticos al ingreso, en los que el peso de mercado laboral podría ser más visible, como Vestuario y Calzado, o Electrónica, mantienen tasas de crecimiento saludables (7 y 4,8 por ciento, respectivamente), si bien por debajo de lo exhibido en años previos.

Un caso aparte son los automóviles nuevos, cuyas ventas en el período enero-agosto aumentaron sobre el 24% anual. Los autos usados crecieron a una tasa bastante menor, pero muy por encima del resto de los rubros, al 9%.

La entidad privada comentó que “más allá del escenario que se observa en el mercado laboral, se aprecia un efecto favorable de las buenas expectativas que exhibieron los consumidores en la primera parte del año, especialmente en materia de la situación económica de las familias proyectada al mediano plazo. Unido a las favorables condiciones crediticias, lo anterior ha favorecido el consumo de algunas categorías durables, incluidos los automóviles.” Las ventas de estos últimos, además, se vieron beneficiadas por la entrada en vigencia de la restricción parcial a vehículos catalíticos este año, añadió.

“Finalmente, a partir de los datos conocidos sobre ventas minoristas y mayoristas, y de servicios, proyectamos un IMACEC para agosto en torno al 3,5%”, concluye la CCS.

Actividad del comercio apuntó un alza en agosto