Bolsas europeas a la baja arrastradas por las finanzas públicas de Italia

|


EUROPA2 Madrid

El euroescepticismo ha golpeado a las bolsas del Viejo Continente, con Madrid al frente al perder 1,08%. París retrocedió un 0,71 %; Fráncfort, un 0,42 %; Londres, un 0,28 % y Milán, un 0,23 %.

La exposición de sus valores a la rebelde Italia ha vuelto a sacudir este martes los cimientos de la Bolsa española, que ha cedido un 1,08 % y con el que pone en peligro los 9.300 puntos, en una sesión en la que el riesgo país nacional también se ha visto perjudicado por la presión sobre la deuda transalpina.

El toque de atención de Europa a Roma por su voluntad de elevar el objetivo de déficit público saltándose las normas comunitarias, actuaba de resorte en un IBEX 35 que, ya con el signo invertido respecto a la víspera, retrocedía un 0,75 % minutos después de los primeros intercambios.

El parqué madrileño se perdía en el tono negativo, afectado por las tensiones que han resurgido en el mercado ante la preocupación manifiesta de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, que ayer instaron al Gobierno italiano a presentar unas cuentas creíbles y en línea con las normas europeas de control de déficit y deuda.

A nivel macroeconómico, los inversores conocían que el desempleo en España subió en 20.441 personas en septiembre, mes en el que la Seguridad Social sumó 22.899 ocupados.



Bolsas europeas 2 10

Además, la OCDE ha publicado los datos de la inflación interanual en agosto, cuando se mantuvo sin cambios en el 2,9 %, mientras que en Bruselas, Eurostat ha revelado que los precios de la producción industrial aumentaron un 0,3 % tanto en la zona de la moneda única como en el conjunto de la región en ese mismo período.

A mediodía, la incertidumbre arrastraba al sector bancario, el más susceptible a la inestabilidad, lo que descolgaba al IBEX 35 un 1,01 % con todos sus "pesos pesados" en rojo, a excepción de Repsol (MC:REP), favorecido por un nuevo encarecimiento del petróleo.

Más ánimos, aunque de escasa intensidad, en Wall Street, cuyo principal indicador, el Dow Jones, ascendía un ligero 0,04 % media hora después de la apertura, en una jornada de poco optimismo en la que pesan los avisos del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la desaceleración del crecimiento mundial.

El euroescepticismo ha golpeado a las bolsas del Viejo Continente, con París al frente al perder un 0,71 %; Fráncfort, un 0,42 %; Londres, un 0,28 % y Milán, un 0,23 %.

En el mercado de materias primas, el precio del barril de Brent, crudo de referencia en Europa, ha marcado 85,15 dólares, en máximos desde octubre de 2014, en tanto que en el de divisas, el euro ha cotizado a la baja a 1,156 dólares.

De vuelta a España, con la prima de riesgo repuntando a 112 puntos básicos por el contagio de la italiana, los grandes valores del IBEX 35 se han decantado por las ventas, con Inditex (MC:ITX) con el mayor descenso, un 3,55 %, por la depreciación del euro, seguido de BBVA (MC:BBVA), un 2,65 %; Telefónica (MC:TEF), un 1,10 %; Santander (MC:SAN), un 0,75 %, y Repsol, un 0,20 %.

Sólo Iberdrola (MC:IBE) se ha salvado con un avance del 0,31 %.

Del resto, Mapfre (MC:MAP) ha concluido como segunda peor cotizada al caer un 3,17 %, todo lo contrario que Naturgy (MC:GAS), que ha avanzado un 1,88 % en una sesión en la que se han negociado más de 3.300 millones de euros.