​Plan Impulso Araucanía incluye reconocimiento constitucional, regularización de tierras y financiamiento

|


Presidente Piñera hablando

Tras seis meses de trabajo y más de 100 encuentros entre las regiones de la Araucanía y el Biobío, el Jefe de Estado anunció el Acuerdo Nacional por el Desarrollo y la Paz en la Araucanía, plan que refleja la voluntad de dialogar y buscar acuerdos por parte del Gobierno para mejorar la calidad de vida de las familias de la región.

“Este Plan parte con una voluntad, una decisión, un sentido de urgencia y una necesidad de eficacia para lograr empezar a cambiar una historia que, todos sabemos, ha estado plagada de desencuentros, de dolores y de sufrimientos, pero que también tiene cosas maravillosas, que tenemos que recoger y aprender de ellas”, dijo el Mandatario en una actividad desarrollada en el Pabellón “El Amor de Chile” ubicado en la ciudad de Temuco, acompañado del ministro de Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, el Intendente de la Araucanía, Luis Mayol, representantes de la sociedad civil, diputados y senadores, comunidades y líderes Mapuche.


Piu00f1era Plan Araucanu00eda

El Acuerdo está fundado en tres principios esenciales: El Primero es la voluntad de diálogo, colaboración, la búsqueda de acuerdos y la paz; el segundo es el reconocimiento, la valoración, el aprecio, el apoyo y el compromiso de preservar la cultura, las tradiciones, la lengua, las costumbres, la educación, la salud y la cosmovisión de nuestros pueblos originarios; y el tercero es hacerlo de manera oportuna, lo antes posible, sin perder más tiempo.

“El norte, el objetivo, la misión que tenemos nosotros es avanzar en la búsqueda y encuentro de ese gran Acuerdo que va a significar diálogo, colaboración y paz, que son tres fines en sí mismos, pero también son poderosos instrumentos para lograr que La Araucanía experimente un verdadero renacimiento”.

Quienes participaron de este acuerdo lo han hecho a través de los diálogos y de la cultura de los acuerdos. Como muestra de esto, cada invitado llevó un puñado de tierra de su lugar de origen y lo depositó en unos pequeños contenedores de vidrio como símbolo de la unión de las tierras por los acuerdos. El Presidente también participó de este rito, depositando tierra traída desde La Moneda.

“El Plan Impulso Araucanía es un Plan que está en el corazón de las prioridades de nuestro Gobierno. No es casualidad que el primer día, el mismo 11 de Marzo de este año, cuando asumimos la Presidencia de la República, dentro de los 5 Grandes Acuerdos Nacionales en materias tan importantes como la seguridad ciudadana, la salud, el desarrollo y la infancia, estuvo también este Gran Acuerdo por La Araucanía”, dijo el Presidente.

Dentro de las medidas que se incluyen está constituir un Consejo por el Reencuentro de La Araucanía, integrado por representantes de distintos sectores que estará encargada de continuar un amplio proceso de diálogo en la región, así como hacer seguimiento de los grados de avance en la implementación del plan.

Contempla también una ayuda y colaboración con las víctimas de la violencia y el terrorismo que han afectado en esta región; recuperación de actividades productivas, permitir un reemprendimiento de muchas personas que lo perdieron todo, ayudar a recuperar bienes y activos, como viviendas, y también mejorar o recuperar la infraestructura que ha sido destruida por los actos violentistas y de terrorismo que han asolado, o han afectado a esta región.

Además, se presentará una reforma constitucional que incorpora en la Constitución el reconocimiento y la valoración de los pueblos originarios que habitan nuestro territorio, y se pondrá urgencia a los proyectos de ley que crean el Ministerio y Consejo de los Pueblos Originarios.

“Esta reforma constitucional busca proteger esos valiosos aportes que nuestros pueblos originarios han hecho a través de su historia, con su cultura, su lengua, sus tradiciones, sus costumbres, su cosmovisión, y también obliga al Estado a preservar y promover esa diversidad cultural de nuestro país”, agregó el Jefe de Estado.

Se avanzará en una ley de cuotas mínimas para promover la participación de candidatos de pueblos originarios en las elecciones, se trabajará en un conjunto de herramientas que potencian las iniciativas productivas y se permitirá a las comunidades titulares de tierras que pueden dividir total o parcialmente el título común.

“De esta manera la voz de nuestros pueblos originarios será escuchada con mayor fuerza en todas las instancias de cargos de elección popular, desde concejales hasta diputados y senadores de la República”, puntualizó el Presidente.

Este Acuerdo Nacional va acompañado del Plan Impulso Araucanía, que considera 491 proyectos de inversión en un periodo de 8 años, equivalente a un aporte de cercano a los 8 mil millones de dólares para el periodo 2018 a 2026. Un ejemplo de ello es que la inversión pública en 2019 tendrá un aumento significativo respecto a 2018.