​Coca-Cola explora el mercado de la marihuana

|


Coca Cola Verde

Coca-Cola podría ser el próximo gigante de la industria en saltar al negocio de las bebidas de cannabis. La compañía de bebidas más grande del mundo está interesada en las bebidas infundidas con CBD, el ingrediente no psicoactivo de la marihuana que trata el dolor y se usa habitualmente con fines medicinales.

Según adelanta Bloomberg, el fabricante de refrescos con sede en Atlanta está en conversaciones con el productor canadiense de marihuana Aurora Cannabis para desarrollar las bebidas.

"Estamos observando de cerca el crecimiento del CBD no psicoactivo como ingrediente de las bebidas funcionales para el bienestar en todo el mundo", dijo el portavoz de Coca-Cola, Kent Landers, en respuesta al medio estadounidense. "El espacio está evolucionando rápidamente. No se han tomado decisiones en este momento", agregó.

La posible incursión en el sector de la marihuana llega en un momento en el que los fabricantes de bebidas intentan agregar el cannabis como ingrediente de moda, mientras sus negocios tradicionales desaceleran.

El mes pasado, la cervecera de cerveza Corona Constellation Brands anunció que gastará 3.8 mil millones de dólares para aumentar su participación en Canopy Growth, el productor de marihuana canadiense.

Asimismo, Diageo, fabricante de la cerveza Guinness, mantiene conversaciones con al menos tres productores canadienses de cannabis sobre un posible acuerdo.

También mostró interés en el mercado la marca de elaboración artesanal Lagunitas, de Heineken, que lanzó una marca especializada en bebidas no alcohólicas con infusión de THC, el ingrediente activo de la marihuana.


Coca-Cola diversifica su negocio

Coca-Cola está diversificando sus líneas de negocio a medida que el consumo de soda, componente de su principal producto, continúa disminuyendo. Prueba de ello es que durante la última década añadió a su catálogo otros productos que incluyen jugo, té y agua mineral, con sus icónicas marcas que van desde Coke y Sprite hasta Powerade.

La última apuesta fue la del café, con el anuncio de la compra de Costa Coffee por 5,1 mil millones. El consejero delegado, James Quincey, señaló al respecto de la operación que la cadena británica "brinda a Coca-Cola nuevas competencias y nuestro sistema puede crear oportunidades para hacer crecer la marca Costa en todo el mundo”. (Economía Digital)