NIO, el rival chino de Tesla que se está disparando en bolsa

|


NIO

Los que estén metidos en el mundillo de la bolsa seguro que conocieron ayer mismo la existencia de NIO, el rival chino de Tesla que disparó sus acciones casi un 70% después de haber salido al mercado hace un par de días. Para conocer un poco más a esta empresa que quiere ser referencia en el mundo de los coches eléctricos, vamos a hacer un repaso de su breve historia (fue fundada en 2014) y de los modelos que tiene disponibles en estos momentos.

El fabricante chino de coches eléctricos conocido como NIO INC salió al mercado el pasado miércoles en la bolsa de Nueva York. Con base en Shangai, esta compañía consiguió 1.000 millones en su oferta inicial de acciones, algo por debajo de los 1.800 millones esperados. Las acciones salieron al mercado a un precio de US$ 6,26, aunque la primera jornada cerró con un precio de US$ 6,60 , lo que supuso una subida del 12% y una capitalización bursátil de US$ 7.100 millones.

Sin embargo, la cosa se disparó en la jornada de ayer. Pese a un inicio algo plano, en el que incluso llegó a caer ligeramente la acción de NIO, el fabricante de coches chinos se disparó en bolsa. Llegó a subir un 103%, aunque finalmentecerró en US$ 11,20, un 67,70% de crecimiento. En el pre-market, el precio de NIO sigue creciendo y lo hace otro 8,53%. Pero ¿qué tiene esta empresa china de coches eléctricos?


La nueva Tesla


NIO, fundada en 2014 por William Li, tiene su sede en Shanghai, aunque también cuenta con oficinas en California, Londres y Múnich. Su intención es expandir las ventas a otras partes del mundo más allá de China, incluyendo Estados Unidos y Europa. Sobre su visión, quieren a jóvenes conductores con características como una conexión a internet e inteligencia artificial en sus coches.

Con unos 2000 empleados aproximadamente, según una cifra de 2017, esta firma quiere redefinir qué significa el servicio premium en el terreno de los coches. Además, no se olvida del futuro y en 2016 consiguió un permiso de prueba de vehículos autónomos en California.

Como Tesla, se enfrenta a los mismos problemas de producción. A finales de julio había recibido 17.000 pedidos, pero sólo ha podido entregar 500 coches. Con ellos, ha registrado una cifra de ventas de US$ 7 millones, a la que tenemos que restar los 503 millones declarados en pérdidas.

La fabricación será una de sus piedras de toque para ver hasta dónde pueden llegar. En estos momentos, la fabricación está delegada en Anhui Jianghui Automobile Group (JAC) mientras ellos se centran en el diseño y las innovaciones. Sin ir más lejos, prometen un sistema de carga que permite cambiar la batería en menos de 3 minutos. (Adslzone.net)