​Bolsas Europeas cierran con tendencias mixtas

|


EUROPA23 Madrid

La Bolsa española ha subido este jueves un 0,24% y mantiene los 9.300 puntos, impulsada por la ola alcista en Europa y por las ganancias en el sector bancario, en una jornada marcada por el ascenso de los tipos de interés en Turquía y por el mantenimiento de los intereses en Europa.

Con la prima de riesgo en 105 puntos básicos, el principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, ha aumentado 22,40 puntos (un 0,24 %), hasta 9.329,20 puntos, con lo que desde el comienzo de año acumula una pérdida del 7,12 %.

Los grandes valores del selectivo han cerrado con distinto signo: alzas del 4,28 % para BBVA (MC:BBVA), 0,72 % en Santander (MC:SAN) y del 0,09 % en Telefónica (MC:TEF), y descensos en Repsol (MC:REP) (0,85 %), Iberdrola (MC:IBE) (0,26 %) e Inditex (MC:ITX) (0,11%).


Fráncfort

El selectivo de la Bolsa de Fráncfort mantuvo hoy la tendencia alcista por las expectativas de una distensión en la disputa comercial entre EEUU y China, así como por las decisiones de política monetaria en Europa y Turquía

El índice DAX 30 cerró hoy con una subida de un 0,19 %, hasta 12.055,55 puntos, en una jornada con un volumen de contratación de 3.534 millones de euros.

El índice tecnológico TecDAX terminó con una caída del 0,80 %, hasta 2.876,41 puntos.

El fabricante de semiconductores Infineon (DE:IFXGn) recuperó un 3,5 %, hasta 19,35 euros, tras la fuerte caída del miércoles por la bajada del Nasdaq tras la publicación de un estudio del banco de inversión estadounidense Goldman Sachs (NYSE:GS), que dice que hay un exceso de oferta de chips de memoria.

Deustche Bank, primer banco privado comercial de Alemania, subió un 2 %, hasta 9,72 euros, y Commerzbank (DE:CBKG), segundo y parcialmente nacionalizado, se apuntó un 2,4 %, hasta 8,75 euros, en este último caso por una recomendación de compra del banco suizo UBS (SIX:UBSG) y porque la tendencia alcista de los tipos de interés podría beneficiarle.

Los laboratorios Merck cedieron un 2,3 %, hasta 87,34 euros, y el grupo industrial ThyssenKrupp (DE:TKAG) se dejó un 2 %, hasta 18,93 euros.


Bolsas europeas 13 9


Milán

La Bolsa de Milán cerró este jueves a la baja y su índice selectivo FTSE MIB perdió un 0,56 %, hasta situarse en 20.846,18 puntos, tras las palabras del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, sobre el Gobierno italiano.

El índice general FTSE Italia All-Share se depreció un 0,49 %, hasta los 23.119,47 enteros.

Durante la jornada se cambiaron de manos 731 millones de acciones por valor de 1.777 millones de euros.

De las 385 compañías que cotizaron en el parqué milanés, 176 cerraron alcistas, 186 a la baja y 23 sin variación.

Milán acabó con pérdidas después de que el presidente del BCE afirmara que el Ejecutivo italiano, formado por el antisistema Movimiento Cinco Estrellas y la ultraderechista Liga, ha hecho daño a la economía del país con las recientes declaraciones.

"Por desgracia vemos que las palabras han causado algunos daños, ha aumentado la prima de riesgo" que sin embargo "no han contagiado a otros países de la eurozona" y esta circunstancia es "al menos de momento, sólo un episodio italiano".

El pasado agosto, el vicepresidente y ministro de Desarrollo Económico y Trabajo, Luigi Di Maio, amenazó con que Italia podría reducir su contribución al presupuesto de la Unión Europea (UE) si los países miembros no acuerdan la reubicación de los inmigrantes que llegan al país.

Draghi también señaló que las instituciones europeas esperan el borrador de los Presupuestos Generales del país para el próximo año, después de que en las últimas semanas algunos miembros del Ejecutivo hayan afirmado que Italia podría superar el 3 % del déficit en relación al producto interior bruto si fuera necesario.

Una hipótesis que ha sido negada por el ministro de Economía, Giovanni Tria, que en los últimos días se afana por tranquilizar a los mercados garantizando que las cuentas italianas serán responsables con los compromisos europeos.

Hoy, el comisario europeo de Presupuesto, Günther Oettinger, avisó en Roma al Gobierno italiano de que el déficit de 2019 no puede superar el 3 % del PIB y que seguir aumentando la ya de por sí elevada deuda pública "es una idea equivocada".

La prima de riesgo italiana -que mide el diferencial entre el bono alemán a diez años y el italiano en el mismo período- cerró hoy en los 252 puntos básicos, y la rentabilidad del bono a diez años se quedó en el 2,96 %.

En la plaza milanesa, los cinco títulos que más cayeron fueron la petrolera Saipem (MI:SPMI) (- 5,01 %), la marca de bebidas alcohólicas Campari (- 4,60 %), el grupo Cnh Industrial (- 2,57 %), la empresa de correos estatal Poste Italiane (- 2,55 %) y la firma textil Moncler (- 2,31 %).

En el lado contrario, solo ocho valores cerraron en positivo: Stmicroelectronics (PA:STM) (+ 2,26 %), el grupo financiero Banco Bpm (+ 0,96 %), UniCredit (MI:CRDI) (+ 0,57 %), la marca automovilística Ferrari (NYSE:RACE) (+ 0,53 %), el grupo farmacéutico Recordati (+ 0,29 %), la fabricante de frenos Brembo (+ 0,27 %), el grupo asegurador Generali (MI:GASI) (+ 0,23 %) y la financiera Finecobank (+ 0,04 %).