B. Central de Turquía aplica nuevo ajuste monetario, BCE mantuvo la tasa

|


Turquu00eda

El Banco Central de Turquía (BCT) decidió este jueves elevar la tasa repo semanal, uno de sus tipos de interés, en 625 puntos básicos hasta el 24%. El ajuste fue el doble al previsto por el mercado, es un intento del ente emisor de contener la crisis cambiaria e inflacionaria que azota al país. Durante esta mañana, la lira turca se dispaba en más de un 5% respecto del dólar.

Según el instituto rector, "los datos recientes indican una tendencia rebalanceadora más significativa en la actividad económica". La autoridad apuntó, además que la demanda externa "mantiene su fortaleza" al tiempo que el gasto interno se estaría acelerado.

El Central había subido la tasa de 16% al 17,75% en junio pasado en momentos en que la lira se desplomó. En efecto, la moneda observa una merma de 40% en lo que va del año.

Por lo pronto, el organismo indicó que "continuará usando todos los instrumentos disponibles (…) hasta que las perspectivas de inflación muestren una mejora significativa".

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), Turquía cerró 2017 con una inflación del 11,14%. La previsión para 2018 es que se llegue a un IPC acumulado del 11,39%, mientras que en 2019 se moderaría a 10,5%.


BCE mantuvo los tipos

Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) mantuvo este jueves su tasa de interés de referencia, tal como se esperaba, y apuntó a seguir en la senda de desmantelamiento de sus compras de bonos y de alzas en los costos del crédito en el próximo otoño boreal, incluso considerando el impacto de las tensiones comerciales globales.

La tasa del BCE sobre depósitos bancarios a un día, que actualmente es su principal herramienta de tipos de interés, se mantiene en el -0,40 por ciento.

Tal como se preveía, el BCE dijo que reducirá a partir de octubre las compras de bonos a 15.000 millones de euros, mandando un mensaje algo más contundente que antes, cuando decía que “anticipaba” dicha decisión.