​Industrias Pesqueras anticipan fin de su actividad si se prohíbe captura por arrastre de la jibia

|


Barco pesquero

La Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) y la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca) cuestionan la determinación de la Comisión de Pesca del Senado, que durante la tarde de este miércoles despachó la “Ley Corta” y un proyecto que termina con la pesca de arrastre de la jibia.

Para Asipes “La pesca industrial de la zona centro sur de Chile está impactada y sorprendida por lo ocurrido en el parlamento. Tanto la fusión del proyecto de Ley Corta del Gobierno con la moción parlamentaria impulsada por tres senadores, así como el proyecto de jibia con línea de mano, son iniciativas que no van por el camino del crecimiento, fomento a la inversión, ni estabilidad laboral. Muy por el contrario, eliminan las certezas jurídicas y los cimientos de una actividad económica tradicional para nuestro país”, acusaron.

Asimismo, dicha entidad gremial tiene “la convicción que las iniciativas legales son abiertamente inconstitucionales y no se sustentan en un mínimo de formalidad respecto de los procesos legislativos. Se ha abierto la ruta para que iniciativas parlamentarias reemplacen las potestades y atribuciones del Poder Ejecutivo en materias que son de su exclusiva responsabilidad”, remarcaron.

“Las certezas jurídicas han desaparecido”

“Nos preocupa que se intente restringir esta actividad económica de larga tradición en el país limitando el uso de un arte de pesca, como el arrastre, argumentando razones ambientales. Es nuestro deber precisar que en Chile la pesca de arrastre no se realiza en ecosistemas marinos vulnerables y el 97,5% de nuestras áreas de operación tienen fondos marinos de arena y fango”, sostuvo en sus quejas la Sonapesca.

De este modo, Asipes aseguró que el fin de los permisos de pesca del sector industrial y las licitaciones de las cuotas de pesca afectan la operación de sus barcos y los empleos de sus plantas de proceso. “Obligar a los pescadores industriales a capturar la jibia con línea de mano, significan el cierre de nuestra actividad productiva”, acusaron.

“No se trata de una advertencia sin fondo, sino de la comprobación que las certezas jurídicas desde donde opera la pesca industrial han desaparecido”, insistieron.

“No hay problemas de sustentabilidad”

De acuerdo a los reclamos de Sonapesca, el 80% de la pesca mundial para consumo humano proviene del arrastre y se utiliza en los 26 países pesqueros que son miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Por dichas razones, esperan que “este proyecto sea analizado en profundidad por la sala del Senado, así como por otras comisiones, tal como lo solicitó uno de los miembros de la Comisión de Pesca”.

En esa misma línea, recalcan que la sustentabilidad se asegura poniendo una cuota global bien determinada y garantizando que ella no se sobrepase, ya que “la pesquería de la jibia no tiene problemas de sustentabilidad”, aunque precisaron que están a favor de “la sustentabilidad del recurso pesquero, razón por la cual estamos certificando internacionalmente nuestras pesquerías y denunciamos con fuerza la pesca ilegal”, dijo para cerrar la declaración pública firmada por Osciel Velásquez, presidente de Sonapesca.