Informe de Sbif: mujeres tienen mejor comportamiento de pago y ahorran más que los hombres

|


Farren (sbif)

En la sede de la CEPAL y acompañado de autoridades de gobierno y especialistas nacionales e internacionales, el Superintendente de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), Mario Farren, presentó ayer el Informe de Género en el Sistema Financiero 2018.

El encuentro fue inaugurado por la Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá y la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina, CEPAL, Alicia Bárcena. En la oportunidad, Farren apuntó que “este es un informe pionero en América Latina y que entrega información que permite apuntar a mejorar el acceso financiero a un segmento que tiene muy buen comportamiento crediticio. De hecho, una de las conclusiones del estudio es que las mujeres tienen mejor comportamiento de pago y ahorran más que los hombres. En la medida que esa información se visibiliza hace posible que las mujeres tengan más y mejor acceso al crédito”. Agregó que “cerca del 50% de las mujeres en Chile son jefas de hogar y por lo tanto el acceso al sistema financiero que puedan tener es parte importante del progreso de las familias”.

Por su parte, la ministra Isabel Plá destacó que “para el Gobierno la autonomía económica de las mujeres es una prioridad. Lo es tanto por un tema de justicia hacia las propias mujeres pero también porque el país no va a dar el salto que necesita en materia de desarrollo integral e inclusivo si mantenemos a una porción muy importante excluida de servicios tan esenciales como los del sistema financiero”.

De acuerdo al estudio, en los últimos años se han registrado avances importantes en la disminución de la brecha de género en el acceso al sistema financiero de hombres y mujeres, que pasó de 44 puntos porcentuales a 5 puntos porcentuales entre 2002 y 2017, medida según el número de deudores. Más aún, tratándose de productos de ahorro, esa diferencia es favorable en un 41% a las mujeres. Además, la cobertura del crédito de las mujeres –como porcentaje del total de la población adulta- pasó de 16% a 45% en el mismo período, apenas por debajo del 48% de los hombres.

Sin embargo, y en paralelo al alza en la cobertura, el informe da cuenta de fuertes diferencias en los montos administrados. Por ejemplo, en materia de créditos, mientras las mujeres acumulan préstamos por $ 8.800 millones, en el caso de los hombres la cifra se empina por sobre los $14.600 millones. Las diferencias entre los montos a los que acceden hombres y mujeres se dan a pesar de que, como revela el Informe, estas últimas registran un mejor comportamiento de pago en todos los indicadores.

Otra conclusión destacable radica en las diferencias que se observan también en la demanda por productos financieros entre ambos géneros. Del total de la deuda por género, las mujeres tienen un componente habitacional más significativo que el de los hombres, con un 62% y 58% respectivamente. Además, el número de cuentas de ahorro para la vivienda es mayoritariamente femenino, con 2,9 millones de cuentas, frente a 1,8 millones de hombres.