​Asimet pide al Gobierno que establezca como un derecho fundamental la capacitación de los trabajadores

|


Dante Arrigoni2c presidente ASIMET2c Nicolu00e1s Monckeberg2c ministro del Trabajo y Bernardo Ramu00edrez2c asesor Ministerio del Trabajo

“Chile necesita un Plan Industria 4.0 para que al 2040 podamos regresar al 15% del PIB en manufactura de los años noventa. Esto permitirá recuperar 250 mil empleos directos y 750 mil empleos indirectos, todos de calidad y principalmente para la clase media”.

Así lo señaló el presidente de ASIMET, Dante Arrigoni, luego de una reunión que sostuvo hoy la directiva del gremio con el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, oportunidad en que los empresarios manufactureros plantearon a la autoridad de Gobierno la necesidad de contar con políticas públicas que apoyen el ciclo de vida de las empresas, abarcando temas como el aumento de la competitividad, la digitalización de los procesos de producción, el desarrollo de nuevos procesos, productos y servicios, pero principalmente la capacitación de los trabajadores.

A este respecto, el dirigente gremial indicó que ASIMET planteará al Gobierno que establezca la capacitación en manufactura avanzada como un derecho fundamental de los trabajadores chilenos.

“La desigualdad que afecta a la sociedad chilena, y que se vio reflejada en la última encuesta Casen, tiene un fuerte componente laboral, que se asocia al acceso y calidad de los empleos disponibles hoy en nuestra economía. Falta una estrategia país que tenga una mirada a largo plazo de los puestos de trabajo que necesitará Chile en los próximos 20 años, materia en la que sin duda se debe sustentar cualquier planificación tendiente a superar los temas de pobreza y desigualdad de nuestra sociedad”, sostuvo.

En tal sentido, aseguró que “Chile tiene hoy una gran oportunidad de progresar hacia una sociedad más equitativa a través de una estrategia que ponga a la industria manufacturera como gran motor de este desafío, específicamente mediante la llamada Industria 4.0, que es considerada a nivel global como la gran plataforma que tienen las naciones para alcanzar el desarrollo”, indicó.

Como argumento a este planteamiento, el presidente de ASIMET explicó que en los países desarrollados existe hoy consenso en que el sector que más aporta a la clase media para avanzar y resolver el problema de la brecha de ingresos es la manufactura, y señaló que los empleos que otorga esta industria en los países de la OCDE son más altos, y que en España los salarios que otorga son un 24% mayores que los que dan los Servicios y la Construcción.

“Nuestro país tiene la obligación de adoptar la revolución tecnológica para poder superar la mono producción y dependencia de las materias primas, de no hacerlo, nos quedaremos fuera del círculo de los países en desarrollo, y aumentaremos irremediablemente la brecha que nos separa de las naciones de mayores ingresos”, concluyó.