​Experto afirma que algunas ciudades del sur están expuestas a tóxico más cancerígeno que el de Quintero

|


UDESANTIAGO Luis Diaz

Una nueva alerta amarilla se reeditó en Quintero y Puchuncaví esta semana. Entre los compuestos encontrados, y que habrían sido uno de los principales causantes de intoxicaciones de personas en la zona, se cuentan isobutano, metilcloroformo y nitrobenceno.

Respecto de este último, el experto en ingeniería medioambiental y académico de la Universidad de Santiago, Dr. Luis Díaz Robles, reconoce que se trata de uno de los más dañinos para la salud de las personas. Sin embargo, es enfático en señalar que los habitantes de algunas ciudades del sur de Chile se encuentran expuestos a una sustancia tóxica aún más grave.

“El Benzo(a)Pireno es más cancerígeno que el Nitro Benzeno encontrado en Quintero y la gente que vive en las ciudades contaminadas con humo de leña se expone todos los años en forma aguda y crónica al Benzo(a)Pireno, por los últimos 30 años o más”, sostiene.

El especialista explica que el benzopireno es una sustancia tóxica provocada por el humo que genera la combustión de la leña, lo que puede generar efectos graves en la salud humana. “Especialmente, cáncer, cuando las personas se exponen por varios años, tal como ocurre en las ciudades contaminadas con humo de leña”, insiste.

“En Chillán, Los Ángeles, Talca, Temuco, Osorno, Coyhaique y en todas las ciudades del sur de Chile donde no se quema bien la leña, se generan grandes emisiones de Benzo(a)pireno todos los años. Por lo tanto, las personas están expuestas en forma crónica a esta sustancia. Es un grave problema de salud pública”, enfatiza.

El académico del Departamento del Departamento de Ingeniería Química del plantel estatal señala que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido una concentración máxima promedio anual de Benzo(a)Pireno de 1 ng/m3N en el MP10 o material particulado respirable. “Sin embargo, cuando lo medimos en Temuco durante el año 2013, este valor alcanzó los 100 ng/m3N en el MP10”, afirma.

Finalmente, el experto, que realizó un estudio en base a las estaciones de calidad del aire del Ministerio de Medio Ambiente, hace hincapié en que Coyhaique es la ciudad más contaminada del continente americano y que esto ocurre fundamentalmente como resultado de la combustión a leña, cuando esta se encuentra húmeda o no se utiliza en un artefacto certificado.

Por lo tanto “es mejor usar pellets y/o implementar sistemas de calefacción distrital con biomasa”, propone a modo de conclusión.