Ipom: impulso externo será algo menor que el estimado en junio

|


Banco central 4

El Banco Central consignó este miércoles a través del Informe de Política Monetaria (Ipom) que el impulso externo será algo menor que el estimado en junio. En este sentido, el organismo proyecta un precio del cobre de US$2,95 en 2018 y de US$2,85 y US$ 2,80 la libra para 2019 y 2020, respectivamente. Para el petróleo, en tanto, que ha tenido movimientos dispares, estima que se mantendrá en niveles por sobre los de principios de año.

Según constata el documento, en el mundo desarrollado persiste una divergencia entre sus políticas monetarias. Mientras que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) subió la tasa de sus fondos federales en junio y anticipa dos alzas más este año y tres el próximo, el Banco Central Europeo entregó señales de que sus tasas de referencia no se moverán por un tiempo.

Por otro lado, el ente emisor doméstico menciona que el conflicto comercial entre EE.UU. y China ha seguido escalando y que si bien las represalias han sido limitadas, las tensiones no han disminuido y las medidas adoptadas ya están teniendo impacto.

Respecto de las economías emergentes, señala que lo ocurrido recientemente en Turquía y Argentina es una muestra de la sensibilidad que están teniendo estos mercados.


Tipo de Cambio y política monetaria


Dice el Informe que la mayor reacción en Chile se ha observado en el tipo de cambio nominal, mientras que las tasas de interés de largo plazo no se han visto afectadas. El supuesto de trabajo de este Ipom sigue considerando que, en el transcurso del horizonte de política, el Tipo de Cambio Real (TCR) volverá a cifras en torno a su promedio de los últimos quince a veinte años.

En cuanto a la guerra comercial, el Informe advierte que un escalamiento del conflicto amenazaría el crecimiento de los socios comerciales de Chile, en particular China, y elevaría los riesgos de mediano plazo.

También podría generar un deterioro significativo de las condiciones financieras para el mundo emergente y presionar al precio del cobre por debajo su nivel de largo plazo. La apreciación del dólar y el debilitamiento de los socios comerciales de Chile tendrían efectos contrapuestos sobre la inflación, por lo que la respuesta más apropiada de política monetaria dependería del balance de estos efectos en el mediano plazo. No obstante, el Informe reafirma la capacidad de la política monetaria para actuar de manera contracíclica cuando sea necesario. 


IPoM