​Aceptación del ex gerente de pagos políticos en Corpesca complica a Orpis e Issasi

|


Francisco Mujica Corpesca

Francisco Mujica, ex gerente general de Corpesca, admitió su culpabilidad en el pago de platas políticas desde la empresa del grupo Angelini al ex senador Jaime Orpis y a la exdiputada UDI Marta Issasi. Previo a esta audiencia, el tribunal suspendió la preparación de juicio oral contra los exparlamentarios, ya que aún está pendiente el sobreseimiento que pidió la defensa de Orpis ante la Corte de Apelaciones.

El abogado querellante, Mauricio Daza, destacó las pruebas contundentes en la causa para obtener condenas en el juicio oral.

El Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago resolvió postergar hasta la primera semana de noviembre la disposición judicial, debido a que existe una apelación pendiente interpuesta por la defensa del ex parlamentario y que busca recurrir contra la reciente resolución de primera instancia, que negó la petición de sobreseimiento definitivo.

Específicamente, la idea de los abogados de Jaime Orpis es cerrar la causa respecto de los cargos imputados por delitos tributarios, vinculados al financiamiento ilegal que por años recibió por parte de Corpesca, a través de la triangulación de dineros. Los montos son cercanos a los 260 millones de pesos, incluidos en el pago de facturas y boletas ideológicamente falsas, por servicios que nunca se prestaron.

Para el abogado querellante en esta causa, Mauricio Daza, las acciones de la defensa están dentro de lo que posibilita la ley, sin embargo, no se justifican debido a los múltiples antecedentes que ratifican la culpabilidad del exsenador de la UDI.

“Al exparlamentario se le atribuyen tres delitos: fraude al fisco, cohecho y delitos tributarios reiterados. Solo en relación a estos últimos, la defensa solicitó que quedara sin efecto, a través del sobreseimiento definitivo que en primera instancia fue rechazado. Ante dicha resolución, se apeló ante la Corte de Apelaciones de Santiago, quien debe pronunciarse estos días, razón por la cual se postergó la reunión”, afirmó.

El fiscal regional del Biobío, Julio Contardo, junto a la jefa de Alta Complejidad Centro Norte, Ximena Chong, han solicitado la más alta pena que se ha pedido en un caso de corrupción en el actual sistema: 21 años de presidio efectivo para el exsenador UDI Jaime Orpis.

La salida alternativa para Mujica

Una vez suspendida la audiencia de preparación de juicio oral, el Tribunal realizó el procedimiento abreviado contra el ex gerente general de Corpesca, Francisco Mujica.

En la audiencia por la salida alternativa que se había acordado previamente entre la fiscalía y la defensa, el ex alto ejecutivo de la compañía pesquera, reconoció los cargos que se le atribuyen, vinculados a pagos ilegales en beneficio de Jaime Orpis y la exdiputada de la UDI, Marta Isasi, en el contexto de la tramitación y aprobación de la Ley de Pesca o denominada Ley Longueira.

En sus alegaciones, la fiscal del caso, Ximena Chong, propuso dos penas de 541 días y el pago de 60 millones de pesos de multa, por soborno y delitos tributarios. Condena que será oficializada este viernes por el tribunal.

“Se sientan hechos que nosotros ya veníamos afirmando, ya con una sentencia judicial. El imputado aceptó los hechos y en razón de ellos se moderaron las pretensiones punitivas pedidas por parte de la fiscalía. Pero a nuestro juicio lo relevante es, precisamente, que se asienta ya con una sentencia judicial, los delitos de soborno en el presente caso”, destacó la persecutora.

“Acá los acusados por cohecho se encuentran en una situación complicada porque obviamente ya está acreditado, a través de una sentencia condenatoria, que hoy no se encuentra firme, pero que estimamos que no va a ser objeto de recursos por parte de la defensa, dan cuenta que el señor Orpis y la exdiputada Marta Isasi, recibieron dineros de manera ilegal por parte de la empresa Corpesca”, subrayó.