​Utilidades de Lipigas caen en primer semestre impactadas por un menor resultado operacional

|


Lipigas WEB

El EBITDA fue de $39.562 millones con una disminución de 3,3% respecto del mismo periodo del año anterior. Chile aporta positivamente a la generación de EBITDA con un crecimiento de un 2,3%, mientras que Colombia y Perú presentan una disminución en el EBITDA respecto al primer semestre de 2017. Colombia se vio afectado por los menores volúmenes de venta y los altos costos de materia prima del primer trimestre, mientras que Perú ha presentado a lo largo del año una disminución de las ventas del negocio de GLP y GNC y reducción de márgenes en el negocio de GLP. Los gastos operacionales registraron un alza con respecto al año anterior (+6,0%), explicado por mayores gastos en Chile.

Los ingresos consolidados fueron de $237.643 millones, reflejando un aumento de 6,1%. En Chile los ingresos aumentaron en 13,0%, por mayores volúmenes y mayores precios unitarios, mientras que en Colombia los ingresos presentan un alza respecto al año anterior de un 2,8%. Ambos países se han visto influenciados por el aumento del precio de los derivados del petróleo al comparar contra los niveles de precio registrados en el primer semestre del año anterior y, en el caso de Chile, por el aumento en la proporción de ventas a clientes finales. Perú presenta un menor ingreso de $7.107 millones (-15,4%), el cual se genera principalmente por menor volumen de ventas.

El margen bruto alcanzó los $97.154 millones, aumentando un 2,0%. El margen bruto de Chile aumentó un 6,4% respecto al mismo periodo del año anterior, debido a mayores volúmenes y mejores márgenes unitarios de GLP. En Colombia el margen bruto aumenta un 2,3% producto del mejor margen unitario del segundo trimestre, que compensa las menores ventas y dificultades en el abastecimiento de materia prima del primer trimestre. En Perú, el margen bruto disminuye un 20,9% por las menores ventas, que, en toneladas equivalentes de GLP, disminuyen un 18,4% y por márgenes más bajos en el negocio del GLP.

Los gastos operacionales aumentaron en $3.258 millones (6,0%). Los gastos de Chile aumentan $3.837 millones (10,1%) principalmente por fletes, salarios y servicios logísticos y distribución, aumento que se relaciona con el desarrollo de estrategias de integración de la cadena de distribución hacia el cliente final y por aumento en el gasto relacionado con conexión de clientes a las redes de gas natural. En Colombia, los gastos aumentan $438 millones (7,0%) por mayores gastos de mantención. En Perú los gastos disminuyen en $1.016 millones (9,9%) principalmente en salarios y fletes.

El resultado no operacional negativo disminuyó en $835 millones principalmente por mayores ingresos financieros asociadas a la utilidad por actualización de pasivo por garantías en Chile, por otras ganancias asociadas a cobro a cliente en Perú por finalización anticipada de contrato en el primer trimestre y por mayor venta de propiedad, planta y equipos en Colombia.

El resultado después de impuestos disminuye en 9,1% impactado por el menor resultado operacional, lo que se compensa parcialmente con el mejor resultado no operacional acumulado.


Análisis por país


Chile: El EBITDA en Chile ascendió a $34.502 millones, con un aumento del 2,3% sobre el primer semestre de 2017.

Los ingresos de la operación en Chile alcanzaron los $ 176.133 millones, un 13,0% mayor al mismo periodo de 2017. El mayor ingreso es explicado principalmente por un mayor volumen de ventas de GLP de 2,9%, a pesar de ser una temporada invernal más cálida que la del año anterior. También influye el aumento de los precios unitarios por incremento en el valor de los productos derivados del petróleo respecto al primer semestre de 2017, y una mayor proporción de ventas directas a clientes finales. El volumen de ventas en toneladas equivalentes de GLP aumentó 6,8%, con un importante aumento en el volumen de gas natural en un 116,9% dada la entrada de nuevos clientes industriales de GNL.

El margen bruto aumentó $4.595 millones respecto al año 2017 explicado por mayores volúmenes de GLP y de GN y mejores márgenes unitarios, a su vez compensado por un efecto negativo sobre los inventarios del primer semestre, que comparativamente al mismo periodo del año anterior produce una variación negativa de $567 millones.

El gasto operacional en Chile aumenta en $ 3.837 millones (10,1%) principalmente en salarios, fletes y servicios de operación de centrales de venta que se relacionan con la implementación de la estrategia de integración de la cadena de distribución hacia el cliente final. Adicionalmente se produce un incremento en los gastos relacionados con la conexión de clientes a redes de gas natural.


Colombia: El EBITDA en Colombia ascendió a $3.333 millones, que representa una disminución del 5,9% respecto a 2017, explicado por la menor venta y mayores gastos. Influye en esta disminución la devaluación del peso colombiano respecto al peso chileno que fue de un 5,0% al comparar el mismo periodo del año anterior.

Los ingresos de la operación en Colombia alcanzaron los $ 22.479 millones, un 2,8% mayor al año 2017, explicados por mayor precio de venta unitario, que compensa el menor volumen de ventas de GLP de 3,5%.

El margen bruto de Colombia presenta una variación positiva del 2,3%, efecto principalmente de los mayores márgenes unitarios.

Los gastos de operación aumentaron en $438 millones (7,0%) por mayores gastos de salarios, fletes y arriendos.


Perú: El EBITDA en Perú ascendió a $ 1.727 millones, lo que representa una disminución en un 52,4% sobre el primer semestre 2017, principalmente por el menor volumen de ventas de los negocios de GLP y GNC y menores márgenes unitarios en el negocio de GLP, que se compensa, en parte, por ahorros en gastos.

Los ingresos de la operación en Perú alcanzaron los $ 39.031 millones, un 15,4% menor al primer semestre del año anterior. El volumen de ventas de GLP disminuyó en un 14,8%, principalmente por la intensa competencia en precio, sobre todo de competidores informales. Las ventas de GNC disminuyen un 26,2% en comparación al primer semestre de 2017, debido a la pérdida de clientes de alto volumen que se conectaron a gas natural por ducto a mediados de 2017. De esta manera, el volumen de ventas en toneladas equivalentes de GLP disminuyó en un 18,4%.

El margen bruto disminuye un 20,9% principalmente influenciado por los menores volúmenes de venta del negocio de GLP y GNC y debilidad de los márgenes unitarios de las ventas de GLP originada por la competencia informal.

Los gastos operacionales disminuyen en $1.016 millones (-9,9%), por menores gastos tanto en la operación de gas natural comprimido como en el negocio de gas licuado producto de la menor actividad.

El sol peruano se devaluó 6,5% respecto al peso chileno.