Hacienda lamenta que oposición se diera “un gustito político” al rechazar reajuste de salario mínimo

|


Felipe larrain 4

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, criticó a parlamentarios de oposición que ayer rechazaron de manera inédita el proyecto de Ley de reajuste del salario mínimo.

El personero de Gobierno lamentó la negativa a la fórmula plurianual de cuatro años para definifir el reajuste, consignando que “en el debate la oposición se niega a la propuesta que hace el Gobierno, que es mucho más generosa que los reajustes que habían ocurrido en los años previos. Es probablemente el mejor reajuste en la última década”.

En conversación con Mesa Central, de T13 Radio, advirtió que “por darse un gustito político e intentar infringir un daño al gobierno se daña a los trabajadores, yo creo que es un error. Para mi es parte de una forma de hacer política que los chilenos no quieren”.

Apuntó que “la confusión es bastante clara; al final el perjuicio que se pretende hacer al gobierno se lo están haciendo a los trabajadores de Chile al negarse a la propuesta” del Ejecutivo. Con esto, lamentó “esta suerte de amenaza de rechazar la idea de legislar porque es como no estar dispuesto a conversar”.


Presidente de Piñera


Anoche, el Presidente Sebastián Piñera también formuló sus descargos. Durante el Encuentro Regional de Empresas (Erede 2018), precisó que “era un reajuste que aumentaba de $276 mil a $301 mil el salario mínimo, a marzo del año 2020, es decir, $25 mil adicionales, que equivalen a un 9% de reajuste, muy por encima de todos los reajustes que se dieron en el gobierno anterior y que fueron votados favorablemente por los mismos que hoy lo rechazaron”.

Según consignó, “la intención (de la oposición) pudo haber sido causarle un daño al Gobierno, pero lo que han provocado es un tremendo daño a cientos de miles de trabajadores que ven como el reajuste del salario mínimo se posterga con estas absurdas discusiones y conflictos que no están mirando al país ni al bien común, sino que son pequeñas cobradas de cuentas que no conducen a ninguna parte”.

En esa línea, objetó “las amenazas de algunos sectores de la oposición de rechazar, sin discusión, el proyecto de reforma tributaria. ¿Qué significa eso? Significa que se quiere rechazar sin ni siquiera discutir, pese a que este proyecto de reforma tributaria es urgente y necesario para nuestro país”.