Alcances del proyecto: Cómo, cuándo y quiénes tienen acceso al beneficio de sala cuna

|


Sala cuna

Este domingo el ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, y la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, visitaron la sede del Sindicato Interempresas de Trabajadoras de Casas Particulares para explicarles a más de 60 mujeres trabajadoras el proyecto de Sala Cuna Universal, el cual las beneficiará por primera vez.

En nuestro país, según la Encuesta Suplementaria de Ingresos del INE, cerca de 295.054 mujeres trabajan como personal de servicio doméstico, ya sea puertas adentro o puertas afuera y sueldo promedio de $240.726.

Durante la actividad, las mujeres presentes tuvieron la oportunidad de aclarar sus dudas a través de los ministros impulsores de esta reforma, quienes les explicaron que será el empleador el que tendrá que pagar 0,1% más en sus cotizaciones, o sea si el sueldo de la trabajadora es de 400 mil pesos, su empleador tendrá que pagar todos los meses $400 pesos más en sus cotizaciones y de esta forma le garantizará una sala cuna de $245 mil pesos para sus hijos menores de dos años.

Respecto a la actividad, el Ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, señaló que “no es casualidad que estemos acá, porque muchas veces en Chile hemos cambiado leyes laborales y cada vez que se establecían nuevos derechos, se dejaba afuera a las trabajadoras de casa particular y hoy queremos dar una señal distinta. Queremos que sean las primeras que reciban este beneficio de Sala Cuna Universal, que el Presidente Sebastián Piñera ha querido anunciar, porque ellas se dedican a cuidar niños de otras familias y, por tanto, tienen el primer derecho a que sus hijos estén debidamente cuidados y educados en una buena sala cuna”.

Además afirmó que “muchas veces las trabajadoras de casa particular se veían obligadas a tomar el empleo puertas adentro, porque tampoco tenían dónde dejar a sus hijos mientras ellas trabajaban, y este proyecto se hace cargo de esta situación y hoy día cualquier persona que quiera trabajar de trabajadora de casa particular va a tener derecho a que su hijo esté bien cuidado en una sala cuna mientras trabaja. Esa justicia, esa solidaridad, queremos lograr por medio de esta iniciativa”.

Por su parte, la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, dijo que “nuestro país tiene un rezago en esta materia, más de la mitad de las mujeres en edad de trabajar están excluidas del mercado laboral y la mayoría de ellas busca oportunidades y no las encuentra. Creemos que es importante terminar con la discriminación y con este proyecto de ley se va a permitir derribar esa muralla y abrir las puertas”.

Esta reforma tiene como objetivo principal aumentar la participación laboral femenina, ya que actualmente es menor al 50%, y, a la vez, pretende terminar con una discriminación arbitraria establecida en el artículo 203 del Código del Trabajo, que excluye a la mayoría de las trabajadoras del beneficio, ya que actualmente solo tienen derecho a sala cuna las personas que trabajen en una empresa con más de 20 trabajadoras.

“Creemos que esta reforma a Sala Cuna Universal es una iniciativa que va a dar un paso sustantivo, terminando con una discriminación, pero también abriendo las puertas del mundo del trabajo a miles de chilenas”, afirmó la ministra Plá.

En la misma línea, este proyecto, además, busca impulsar la corresponsabilidad creando un fondo solidario para su financiamiento, a través de una nueva cotización de cargo del empleador que distribuye los costos a todos los trabajadores, y de esta manera se termina con una de las razones que dificultan la contratación laboral femenina.

El sindicato de asesoras de Casas Particulares se conformó el año 1947, y hoy cuentan con más de 500 asociadas, desde Arica hasta Punta Arenas.


Cifras adicionales


  • De acuerdo a las estadísticas del último trimestre móvil- AMJ 2018- del Instituto Nacional de Estadísticas, (INE), la participación laboral femenina a junio del año en curso alcanza un 49,1% versus la participación laboral masculina que se eleva a un 71%.
  • Distintos estudios demuestran que la incorporación de la mujer al mundo laboral genera mayor crecimiento, productividad y competitividad en un país. Según las estimaciones realizadas por el Ministerio del Trabajo y Previsión Social y el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, esta reforma aumentaría en un 1,7% la participación laboral femenina generando un crecimiento de 0,9 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto.
  • La brecha de salarios entre hombres y mujeres alcanza el 29,3%, lo que contrasta con las cifras promedio de países de la OECD que se elevan sólo a un 13,9%. Uno de los factores que inciden en esta diferencia es la maternidad que, de acuerdo a, las reglas de contratación de trabajadoras en el Código del Trabajo, su costo se concentra mayoritariamente en las propias mujeres.
  • La discriminación de las mujeres en el mundo del trabajo se presenta en todo el espectro socioeconómico, pero genera mayores restricciones en grupos con menor nivel educacional, lo que acentúa el impacto desde una perspectiva social y cultural. En efecto, de acuerdo a la Encuesta de Caracterización Socioeconómica del año 2015, el 59,8% de las mujeres que no trabaja y que tienen solo educación básica, se concentra en los sectores de mayor vulnerabilidad lo que coopera a perpetuar el ciclo de pobreza.