​Bolsas Europeas finalizan la semana al alza impulsadas por tendencia en Wall Street y dichos de la Fed

|


Bolsa de Milan y plaza

La Bolsa de Milán cerró este viernes al alza y su índice selectivo FTSE MIB ganó un 0,65 %, hasta situarse en los 20.741,96 puntos, impulsada por el buen comportamiento de Wall Street y del resto de las plazas europeas.

El índice general, FTSE Italia All-Share, se apreció un 0,52 % hasta los 22.974,17 enteros.

Durante la sesión se cambiaron de manos 663 millones de acciones, por un valor de 1.431 millones de euros.

De las 363 compañías que cotizaron en el parqué milanés, 186 subieron, 142 bajaron y 35 cerraron sin variación.

La Bolsa de Milán concluyó la semana en números verdes, gracias al comportamiento alcista que mostraron el resto de parqués europeos y Wall Street, y a pesar de los temores de una guerra comercial entre Estados Unidos y China, tras la nueva imposición recíproca de aranceles por valor de 16.000 millones de dólares.

Encabezó las alzas el grupo automovilístico Fiat Chrysler Automobiles (MI:FCHA), cuyas acciones subieron un 3,25 %, tras los rumores de una posible venta de la actividad del grupo de componentes Magneti Marelli al fondo de inversión estadounidense KKR (NYSE:KKR).


Le siguieron Stmicroelectronics (PA:STM) (+ 2,56 %), la productora de cemento Buzzi Unicem (MI:BZU) (+ 2,15 %), la marca automovilística Ferrari (NYSE:RACE) (+ 1,90 %) y la empresa especializada en defensa y en el sector aeroespacial Leonardo (+ 1,90 %).

En el lado contrario, en el de las pérdidas, el más perjudicado fue el fabricante de neumáticos Pirelli & C, cuyas acciones se dejaron un 2,77, y tras él la gasista Snam (- 1,94 %), las eléctricas A2a (- 1,34 %) y Terna (- 0,97 %) y la financiera Banca Generali (MI:GASI) (- 0,43 %).


Bolsas europeas 24 8

Paris

La Bolsa de París finalizó la última jornada de la semana con una subida del 0,24 % de su principal indicador, el CAC-40, un discreto impulso el día que los inversores permanecían atentos al discurso del director de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell que perfiló una normalización progresiva de la política monetaria estadounidense.

El CAC-40 obtuvo 13,17 puntos, hasta los 5.432,50, y registró un volumen de negocio de 2.300 millones de euros, por debajo de los 2.900 millones que tuvo este jueves, cuando la bolsa cerró estable, con una ligera caída del 0,02 %.

La intervención de Powell, que valoró la solidez de la economía estadounidense sin hacer mención a la tensión comercial con China y sin salirse del guión, motivó al parqué de París a actuar con cierta prudencia en una jornada que terminó con modestas ganancias.

De los 40 títulos del parqué, 22 cerraron en verde y 18 en rojo.

Lideraron las ganancias el fabricante de chips STMicroelectronics (PA:STM), que avanzó el 2,59 %, seguido de la siderúrgica Arcelormittal (MC:MTS) (2,39 %) y, por detrás, la tecnológica Atos (1,49 %).

También mejoraron los resultados de la petrolera Total, que ganó el 1,29 %, seguida del grupo de restauración Sodexo, un 1,17 %.

Impidieron mayores beneficios la automovilística Peugeot (PA:PEUP) (que perdió 0,47 %), las energéticas Engie (PA:ENGIE) y Veolia Environnement (PA:VIE), que cedieron el 0,42 % y el 0,41 %, respectivamente.

El banco Crédit Agricole (PA:CAGR) también reculó el 0,40 %, así como los grupos Publicis (0,36 %) y L'Oréal (0,34 %).


Francfort

El índice selectivo DAX 30 de la Bolsa de Fráncfort subió este viernes un 0,23 % para situarse en 12.394,52 puntos.

A lo largo de la semana el DAX subió incluso un 1,5% y la tendencia al alza ha sido atribuida por los analistas a las señales procedentes de EEUU donde todo apunta que e FED continuará con un alza paulatina y moderada de los tipos de interés.

El presidente de la Reserva Federal (FED), Jerome Powell, dijo en su discurso de este viernes que no veía un peligro de un recalentamiento de la economía estadounidense con lo que se continuaría con la política de alzas moderadas.

Las noticias sobre un nuevo superavit en los presupuestos alemanes de 48.000 millones de euros también contribuyeron a fortalecer la bolsa.


Madrid

La Bolsa española ha subido este viernes un 0,23 por ciento pero fue incapaz de encaramarse sobre el nivel de los 9.600 puntos.

Lleva la bolsa bajo esa cota dos semanas y no consigue "reinar sobre ese territorio" por muchos máximos históricos que alcance Wall Street, como los alcanzados en esta sesión: El índice S&P 500 subía hasta 2.876 puntos y el tecnológico Nasdaq Composite a 7.949 puntos.

Los inversores lanzan "escaramuzas" pero el desempeño negativo de algunos grandes valores dificulta la ocupación de ese "espacio" por la bolsa, que también es "estorbada" por otros factores.

En esta jornada perjudicaba a algunas compañías, aunque también beneficiaba a otros, la subida del barril de petróleo Brent por encima de 76 dólares, precio del comienzo de julio pasado, mientras que la depreciación del real brasileño (se pagaban más de 4 reales por dólar) pasaba factura a otras compañías.

El euro se recuperaba por encima de 1,16 dólares después de que se conociera que el producto interior bruto (PIB) alemán había crecido el 0,5 por ciento en el segundo trimestre.

A la moneda europea también le ayudaba que en esta jornada el presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Jerome Powell, declarara su despreocupación por la evolución de los precios en los Estados Unidos (la inflación en julio se situó en el 2,9 por ciento), y que cayeran el 1,7 por ciento de los pedidos de bienes duraderos.

Así, con la prima de riesgo en 105 puntos básicos, el principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, subió un 0,23 por ciento, hasta 9.589,5 puntos. En la mejor semana en casi dos meses gana el 1,83 por ciento y las pérdidas anuales descienden al 4,52 por ciento.

En cuanto a la evolución de los principales valores del IBEX, bajaron Banco Santander (MC:SAN), el 0,16 por ciento y Telefónica (MC:TEF) el 0,08 por ciento. Subieron Inditex (MC:ITX), el 0,74 por ciento; Repsol (MC:REP) el 0,52 por ciento; Iberdrola (MC:IBE) el 0,49 por ciento y BBVA (MC:BBVA) el 0,2 por ciento.

DIA (MC:DIDA) comandó las subidas del IBEX, con un alza del 4,82 por ciento por el cambio de su consejero delegado, mientras que Cellnex (MC:CLNX) lideró las pérdidas, al bajar el 0,58 por ciento.