Fedefruta: Es urgente una Ley de Fomento a la Reconversión para financiar modernización de la fruticultura chilena

|


Walker minagri

El presidente del gremio frutícola, Jorge Valenzuela, acudió al Ministerio de Agricultura para avanzar en una propuesta de Fedefruta que guarda relación con una ley que facilite el financiamiento para reconvertir huertos obsoletos y modernizar sus procesos, en vista que se “está dando una dinámica de modernización de la industria frutícola mundial, y de la cual corremos el riesgo que quedarnos afuera”, advirtió.

Buscamos que el financiamiento a la renovación de plantaciones sea una política de Estado, por medio de una ley que rescate el espíritu práctico y de fomento a un sector, como el forestal, del DL701, y que defina parámetros para mandatar el diseño de créditos que tengan tasas y plazos de pago acordes a los procesos productivos del campo”, explicó el presidente de Fedefruta.

La fruticultura chilena requiere más de US$ 600 millones al año para modernizar sus huertos obsoletos con especies y variedades atractivas para los mercados internacionales, y con mejoras tecnológicas que hagan eficientes los procesos para el productor.

No obstante, los escasos márgenes de rentabilidad de los principales cultivos no han permitido al sector renovarse frente a la competencia de otros países que han adoptado las últimas tecnologías, por lo que la Federación de Productores de Frutas de Chile (Fedefruta) ha propuesto al gobierno el diseño de una Ley de Fomento a la Reconversión Frutícola, la cual facilite el financiamiento para esta tarea que resulta urgente.

Ese fue uno de los temas que la directiva de Fedefruta, encabezada por el presidente Jorge Valenzuela Trebilcock, trató con el ministro de Agricultura, Antonio Walker, en una reunión concertada en oficinas del Minagri.

"Hoy en día se está dando una dinámica de modernización de la industria frutícola mundial, y de la cual corremos el riesgo que quedarnos afuera", afirmó Valenzuela. "Cada vez somos menos atractivos comercialmente para los grandes supermercados asiáticos y americanos, que encuentran fruta más demandada por los consumidores en otros lugares, por lo que debemos reaccionar e invertir en la reconversión, antes que nuestros volumen queden en segundo plano dentro del concierto internacional".

Con esta Ley de Fomento a la Reconversión Frutícola, “buscamos que el financiamiento a la renovación de plantaciones sea una política de Estado, por medio de una ley que rescate el espíritu práctico y de fomento a un sector, como el forestal, del DL701, y que defina parámetros para mandatar el diseño de créditos que tengan tasas y plazos de pago acordes a los procesos productivos del campo”, explicó el presidente de Fedefruta.

Valenzuela recordó la urgencia de este tema, ya que una ley de este tipo sería “muy beneficiosa” para situaciones como los remolacheros afectados por el cierre de Iansa y que deben cambiarse a otros cultivos, como también para los ganaderos del sur de Chile que están planeando convertirse a la fruticultura, los uveros del norte que están en crisis por los retornos de la variedad Flame, o los manzaneros de la zona centro-sur que han visto sus utilidades mermadas con el paso del tiempo y la falta de renovación.

Fedefruta precisa, además, que la reconversión involucra procesos más allá del recambio varietal o de especie. “La tecnología en los huertos frutícolas va desde la especie o variedad misma que quiera replantarse, hasta la maquinaria que se ocupará para las semanas de cosecha”, dice Valenzuela. “Todo este espacio queremos abarcar con nuestra propuesta, para insertar tecnología de última línea a los predios y los procesos. Hay que buscar procesos eficientes mediante la modernización de los huertos, que sean más compactos, con otras densidades, que sean peatonales y mecanizables”.

“Trajimos esta urgencia al ministro Walker porque lo más importante es poner las ideas en práctica”, concluyó el timonel del gremio. “Requerimos de planes”.


Ministro Walker

En la cita también se abordaron temas relacionados con sanidad vegetal; apertura de mercados; el systems approach; agroquímicos; embalses; y financiamiento.

Tras la reunión -en la que también participó el director del SAG, Horacio Bórquez- el ministro Walker destacó la disposición de Fedefruta en avanzar en estos temas. “La articulación público-privada es fundamental para lograr avances en este tipo de materias, vamos a trabajar juntos para sacar adelante a la fruticultura chilena”, señaló el titular del agro.

Respecto a generar una institucionalidad para fomentar la reconversión agrícola de la fruticultura chilena a través de una ley de fomento a la reconversión, el secretario de Estado destacó que se está trabajando para apoyar a aquellos sectores y agricultores que se han visto más afectados en el último tiempo a raíz del cambio climático. (Foto: Minagri).