CCS propone reducir tasa de embarque y advierte que Chile posee la tercera más cara en la región

|


Aereopuerto (embarque)

La Cámara de Comercio de Santiago (CCS) entregó al Ministerio de Economía el estudio “Análisis Comparativo Costo de Tasas de Embarque Domésticas en Chile y Latinoamérica”. El informe apunta a la necesidad de bajar las tasas para fomentar un mayor dinamismo de la industria, generando -a la vez- un positivo impacto macroeconómico.

El estudio incluye un análisis comparativo del costo de las tasas e impuestos aeroportuarios en vuelos domésticos en países latinoamericanos, con un tráfico doméstico relevante y que cuenten con información pública y confiable al respecto. El análisis incluye a: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México y Perú.

El documento hace referencia al estudio del “Air Transport Action Group” de 2016, que revela que en el 2014 la aviación mundial generó, directa e indirectamente, 67,2 millones de empleos, con un impacto en el PGB de US$ 2,7 trillones anuales, lo cual equivale al 3,5% del PGB mundial. “El mismo estudio muestra que las cifras para Latinoamérica reflejan una generación de 5,2 millones de empleos, con un impacto en el PGB de US$ 167 billones, correspondientes al 2,6% del PGB de la Región, es decir, sustancialmente menor a la media mundial”, explicó Peter Hill, presidente de la CCS.

En términos de número de viajes por habitantes, el estudio explica la relación directa con el PIB per cápita. Aunque Chile aparece entre los más desarrollados en viajes por habitante, es importante mencionar que aún existe un potencial de crecimiento enorme. Si se compara con el mercado de pasajeros domésticos más desarrollado del mundo, EE.UU., éste tiene una tasa de viajes por habitante de 2,3, es decir, 3,5 veces la de nuestro país.


Beneficios de una Baja de Tasas


El estudio muestra que Chile es el tercer país con las tasas de embarque domésticas más caras entre los países analizados.

“Existen diversos análisis, así como experiencias empíricas, que ratifican el efecto de una baja en el costo del transporte aéreo. El impacto directo se observa –generalmente– en el aumento del tráfico, lo cual se traduce en la mayor creación de empleo entre los operadores aéreos, aeroportuarios y otros proveedores de la industria. Durante los últimos seis años, el tráfico de pasajeros a nivel nacional (doméstico más internacional) ha tenido un comportamiento claramente correlacionado con la variación del precio del transporte, aumentando significativamente cuando el precio baja de manera importante y con una tasa de crecimiento moderada cuando los precios se han mantenido”, añade Hill.

También existen antecedentes de que el aumento de la actividad aérea tiene impactos macroeconómicos asociados al bienestar de los consumidores. Otras industrias, como el turismo, se ven favorecidas y eso tiene un efecto en cadena. “Un mayor PIB genera mayores ingresos para los privados, pero también para el Estado a través de la recaudación de impuestos y eventualmente la menor necesidad de otorgar subsidios”.

Un estudio realizado por la empresa “SEO Amsterdam Economics” encargado por IATA el año 2016, valoriza los beneficios para escenarios de reducción de impuestos y tasas en Latinoamérica en US$ 122 mil millones hasta 2035, en comparación con un escenario de "no hacer nada". Esto incluye beneficios directos al consumidor y beneficios económicos más amplios. Si además se reducen los cargos relacionados con pasajeros (tasas de embarque), el valor actual aumenta a US$ 170 mil millones.

“Todo esto revela que la baja de las tasas de embarque puede generar una situación virtuosa para la economía del país, donde los principales beneficiados son los pasajeros”, concluye Peter Hill.


Opiniones de la Industria


“En la última década, el flujo de pasajeros en el mercado doméstico se triplicó gracias a la disminución de más de un 46% en el precio de nuestros pasajes. Una eventual rebaja de tasas de embarque apunta en la misma línea –ofrecer una aviación accesible para más chilenos y así conectar de forma más eficiente al país”, señaló Gisela Escobar, VP Asuntos Corporativos LATAM Airlines Group.

“Con el modelo low cost, el alto valor de las tasas se volvió más evidente. Es por eso que decidimos hacer patente esta situación, reuniéndonos con diversas autoridades para explicarles dicha problemática y lo beneficioso que sería para las personas y el turismo buscar una fórmula conjunta que permita rebajarlas. Estamos convencidos que la conformación de una mesa de trabajo, que reúna a todos los actores de la industria, sería una buena alternativa para poder solucionar este problema y permitir que más personas puedan volar, especialmente aquellas que aún no pueden hacerlo por el alto valor de las tasas”, aseguró el CEO de SKY, Holger Paulmann.