Trump: “Si soy sometido a un impeachment el mercado podría colapsar”

|


Trump 3

El presidente Donald Trump advirtió en una entrevista difundida este jueves que el mercado bursátil estadounidense podría colapsar si es acusado y sometido a juicio político, esgrimiendo su mejor carta -la economía- para acallar menciones de un impeachment.

Pero el fiscal general, Jeff Sessions, nuevamente objeto de la ira de Trump luego de dos duros golpes judiciales contra el mandatario, lanzó una contundente advertencia afirmando que el Departamento de Justicia "no será influenciado inapropiadamente por consideraciones políticas".

El choque con Sessions es el último traspiés en una semana plagada de problemas para Trump, en la que su exjefe de campaña fue hallado culpable de crímenes financieros y su exabogado lo implicó en violaciones a las leyes de financiamiento electoral.

Pero el líder republicano contraatacó, declarando a Fox News que una acusación contra él solo causaría más confusión. "Le diré esto, si alguna vez soy sometido a un impeachment, creo que el mercado podría colapsar. Creo que todos podríamos ser más pobres", advirtió el mandatario en el programa Fox and Friends.

El presidente también dio una confusa declaración sobre la creación de puestos de trabajo y otros progresos económicos que dijo que se habían llevado a cabo durante su mandato. "No sé cómo se puede someter a un impeachment a alguien que ha hecho un gran trabajo", añadió. Durante su mandato, el crecimiento estadounidense saltó de un 2% a un 4% en el último trimestre.

En la entrevista, Trump arremetió contra Sessions, a quien ha pedido repetidas veces que entierre la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre una supuesta colusión de su campaña con Rusia en las elecciones de 2016, aunque el exsenador se recusó temprano de la pesquisa. "Puse a un fiscal general que nunca tomó control del Departamento de Justicia", agregó. Pero Sessions reaccionó con fuerza: "Exijo los estándares más altos, y cuando no se cumplen, actúo".

En el golpe más duro a la presidencia de Trump, el martes su exabogado Michael Cohen le dijo a un juez federal que, a petición del mandatario, realizó pagos ilegales durante la campaña presidencial de 2016 para silenciar a mujeres que alegaban haber tenido amoríos con el candidato republicano.

Aunque Cohen no las nombró, se cree que las mujeres eran la estrella porno Stormy Daniels y la modelo de Playboy Karen McDougal. Debido a que los pagos tenían la intención de influir en el resultado de las elecciones, violaron las leyes estadounidenses que rigen las contribuciones de campaña.

Al declararse culpable, Cohen dijo que los pagos se hicieron "en coordinación y bajo la dirección de un candidato a la oficina federal", en clara referencia a Trump.

El mandatario intentó en la entrevista quitarle peso a las acusaciones e insistió en que las acciones de Cohen "no eran un delito". Luego agregó que "las violaciones de campaña no se consideran un gran problema, francamente".

Luego aseguró que los pagos se realizaron con su propio dinero, al que Cohen tenía acceso, y añadió que mientras en ese momento no conocía esos hechos, desde entonces ha sido completamente transparente sobre el tema.

Medios estadounidenses reportaron el jueves que el dueño del tabloide National Enquirer, David Pecker, había aceptado, a cambio de inmunidad, cooperar con la investigación sobre los pagos por silencio, lo que abriría otro frente sensible para Trump. (AFP)