​Wall Street cae por la situación legal de ex colaboradores de Trump

|


WALL18

El Dow Jones, el principal indicador de Wall Street, cayó este miércoles en una sesión bursátil que se vio afectada por los problemas legales de algunos de los que fueron los colaboradores más cercanos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El Dow restó 88,69 puntos y cayó un 0,34 por ciento en una jornada que ya empezó floja y que se fue desinflando con el paso de las horas un día después de que el antiguo abogado personal de Trump, Michael Cohen, se declarara culpable de varios cargos.

Entre ellos, de haber violado normas sobre financiación de campañas electorales y de haber gestionado antes de los comicios dos pagos, de US$150.000 y US$130.000, a mujeres que aseguraban haber mantenido relaciones con Trump.

El mismo día, el exjefe de la campaña electoral del mandatario, Paul Manafort, fue declarado culpable de cargos de evasión fiscal y fraude bancario.

Frente a la inestabilidad que crearon en Wall Street estos acontecimientos, impulsaron la bolsa las importantes ganancias publicadas por grandes empresas, como la cadena minorista Target (NYSE:TGT), que subió un 3,21 por ciento tras anunciar resultados mejores de lo esperado.


Dow Jones 22 8

La compañía Lowe's, que vende productos de bricolaje, también propulsó a la bolsa al ascender un 5,80 por ciento después de publicar buenas cifras.

Asimismo, ayudó a subir los ánimos en el parqué neoyorquino el avance del precio del petróleo de Texas, que subió más de un 3 por ciento hoy, así como la buena jornada de Netflix (NASDAQ:NFLX) y Amazon (NASDAQ:AMZN), que escalaron un 1,9 y un 1,1 por ciento respectivamente.

Así, el S&P 500 quedó en números rojos por poco, tras registrar un descenso del 0,04 por ciento, mientras que el Nasdaq, donde cotizan los gigantes tecnológicos, pudo avanzar un 0,3 por ciento.

Wall Street alcanza así el ciclo alcista más largo de su historia, con 3.453 días, tras haberse igualado ayer con el que se vivió desde octubre de 1990 a marzo de 2000.

Aunque los eventos legales que rodean a los antiguos colaboradores de Trump consiguieron empañar los ánimos de algunos de los inversores, los analistas restaron importancia a la situación, y alegaron que el mercado no percibe como relevantes los últimos acontecimientos.

"No creo que a los inversores les vaya a importar. Las conversaciones de hoy han girado en torno al hecho de que no es suficiente como para presentar acusaciones contra el presidente", aseguró el jefe de estrategia de inversiones de Key Private Bank, Bruce McCain.

"Va a haber controversia, un poco de incertidumbre, pero de momento no es importante", aseveró.