​Experto advierte que dar feriados el 20 y 21 de septiembre baja significativamente la actividad económica mensual

|


Hernan Frigolett

Declarar feriado el jueves 20 y viernes 21 de septiembre fue la propuesta del Diputado RN, Jorge Durán. Pese a que la iniciativa fue rechazada por el Gobierno, el parlamentario afirmó que insistirá con el proyecto.

Sin embargo, el economista y profesor de la Universidad de Santiago, Hernán Frigolett, considera que la propuesta generaría un impacto negativo significativo en la actividad económica del país, por lo que rechaza la conveniencia de la iniciativa.

“Si el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) está creciendo en torno a un 4% y 4,5% mensual, que es la tendencia de los últimos tres meses, y perder cinco días hábiles de los 22 de septiembre implicaría un 25% menos de producción, la actividad del mes disminuiría, solo con esta medida, de un 4% a un 3%”, asegura.

El profesor de la Facultad de Administración y Economía (FAE) del plantel estatal reconoce que adicionar dos días más a los tres feriados que ya están considerados (lunes 17, martes 18 y miércoles 19) beneficiaría actividades de hotelería, restoranes y el comercio.

No obstante, enfatiza que lo anterior no compensaría lo que se pierde en servicios bancarios, las actividades que prestan las empresas e, incluso, en el transporte, solo por reducir un cuarto las jornadas laborales del mes.

“El impacto sobre la recaudación es relativo, pero la actividad económica es más fuerte en ese mes y, por ende, la recuperación probablemente tomaría más tiempo”, apunta el ex Tesorero General de la República.

Finalmente, insiste en que el debilitamiento de la producción se notaría notablemente tanto a nivel mensual como anual. “La economía está en una senda de recuperación y generar un punto de inflexión sería demasiado”, concluye.