Casen 2017: pobreza multidimensional se estanca por primera vez desde que se realiza la medición

|


Moreno (Casen 2017)

Un estancamiento en pobreza multidimensional de los hogares chilenos arrojó la encuesta Casen 2017. La cifra asciende a 20,7%, lo que equivale a 3.530.889 personas, solo 0,2 puntos porcentuales menos que el 20,9% de la medición 2015, variación que estadísticamente no es significativa. “Son malas noticias. Por primera vez, desde que se mide la pobreza multidimensional en Chile, ésta se ha estancado”, dijo el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, quien presentó los resultados en conjunto con la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia.

“En los dos últimos años los sectores pobres se han hecho más pobres. El país que recibimos es un país más desigual”, comentó el secretario de Estado.


Resultados


Entre los resultados, destaca la Región de La Araucanía, con la tasa de pobreza multidimensional más alta con respecto a la población total de la región, y le siguen la Región de Los Lagos y la nueva Región de Ñuble.

Entre 2015 y 2017 la pobreza multidimensional solo refleja una baja estadísticamente significativa para la Región de O’Higgins (de 4,5 puntos porcentuales). Para todo el resto del país, en tanto, se estancó.

En relación a la pobreza por ingresos, para la versión 2017 la medición reporta una tasa de 8,6%, lo que se traduce en que 1.528.284 personas viven en situación de pobreza por ingresos. Esto implica una baja de 3,1 puntos porcentuales con el año 2015, para el cual era 11,7%.

Por su parte, la pobreza extrema se ubicó en un 2,3%, lo que representa una baja de 1,2 puntos porcentuales en relación a la última medición. Esta cifra significa que 412.839 personas están en situación de pobreza extrema a nivel nacional.

Desagregado a nivel regional, La Araucanía es la que presenta la tasa de pobreza por ingresos más alta en Chile con un 17,2%, duplicando la tasa de pobreza nacional. Le sigue la nueva Región de Ñuble y luego, el Maule. En tanto, Aysén y Magallanes son las regiones que registran las menores tasas de pobreza, con 4,6% y 2,1%, respectivamente.

Desde un punto de vista estadístico, se registra una baja en la pobreza por ingresos en las regiones desde Valparaíso (inclusive) al sur, excluyendo Aysén. Por su parte, en las regiones del norte la tasa de pobreza por ingresos se estanca.

En relación a la distribución del ingreso con respecto a 2015, no registran cambios estadísticamente significativos, vale decir, se estancan, a excepción de la relación entre los ingresos del trabajo del 20% más rico (quintil V) con respecto al 20% más pobre (quintil I), la cual registra un empeoramiento (mayor desigualdad). Para el periodo 2015-2017, el empeoramiento de la situación de los ingresos del trabajo en el primer quintil se vio compensada por un aumento en los subsidios monetarios.

"La encuesta nos muestra que cualquiera sea la medición, la distribución del ingreso no mejora. Tenemos un deterioro del mercado del trabajo sobre todo para los primeros deciles, que ha llevado a estos resultados en materia de distribución”, agregó el ministro Alfredo Moreno.

Desde 2006, los ingresos en general van en aumento, registrándose el mayor incremento entre 2011 y 2013, explicado por la fuerte alza en los ingresos del trabajo en ese periodo, centrada en los primeros quintiles.