Chilenos que declaran ahorrar en el mercado formal aumentan a 74%

|


Ahorro

Según la novena versión del Índice de Inclinación al Ahorro (IIA), elaborado por la cooperativa de ahorro y créditos Coopeuch en conjunto con la Universidad Mayor y la empresa de investigación de mercado Artool, los chilenos que declaran ahorrar en el mercado formal aumentaron a 74%, tomando en consideración la banca tradicional, las cooperativas, las AFP y otras, siendo los instrumentos favoritos para ello las cuentas de ahorro y las cuentas corrientes, con 62 y 19% de preferencia respectivamente.

En tanto, quienes señalan ahorrar en el mercado informal anotaron una fuerte caída en comparación con el estudio de diciembre de 2017, cuando un 41% de los encuestados declaró guardar sus ahorros en alcancías, colchones y pollas preferentemente. En la medición actual, solo el 30% dijo usar esta modalidad, que ha sido una constante durante las últimas versiones de la investigación.

“Esto se debe a una toma de conciencia por parte de la clase media, donde la confianza en las instituciones financieras se ha retomado y la gente ve en este tipo de ahorro que la plata crece, se multiplica y no queda estática. Creemos que se está tomando conciencia de que el dinero no pierde su valor cuando se invierte en organismos establecidos, que brindan un interés y mayor seguridad”, puntualizó el gerente de planificación estratégica y experiencia de Coopeuch, Carlos Orella.

Por segmento, los resultados muestran que los jóvenes siguen manteniéndose como el rango etario más predispuesto a ahorrar. Si bien anotaron una baja de 4,3%, llegando a 66 puntos, este segmento se ha destacado por estar de manera sostenida sobre los 60 puntos durante los cuatro años en que se ha realizado el IIA. Por su parte los adultos sobre 55 años son los que menos ahorran, pero han mostrado un cambio de tendencia durante las últimas mediciones que lo hacen estar en la actualidad en terreno positivo de 51 puntos. Este avance representa un incremento del 13,5%, pasando de esta manera a una inclinación positiva por primera vez desde diciembre de 2015.

“Por lo general los jóvenes tienen mayor capacidad de ahorro porque su poder adquisitivo es más alto, hecho que sin duda influencia en los resultados del Índice. En tanto los adultos mayores tienen menor capacidad porque su carga es mucho mayor, sostiene el académico de la Universidad Mayor, Tomás Flores.

Como tendencia país, dividido en zona norte, centro y sur, la inclinación a ahorrar se mantiene positiva y homogénea, moviéndose entre los 58 y 59 puntos. Por su parte, el segmento C2 alcanza su máximo nivel histórico más alto con 62 puntos, y es el único que continúa al alza respecto a la última medición. Caso contrario al del C3, que bajó en 6,7%, comparado a la versión del IIA de diciembre de 2017.

En términos generales, el IIA muestra un incremento en las tendencias de ahorro en hombres, quienes alcanzan 63 puntos, aumentando 12,5% en relación con el año anterior. Por otro lado, las mujeres mantienen su tendencia al estabilizarse en 55 puntos. “En un contexto país donde los hombres siguen ganando un 31,7% más que las mujeres, de acuerdo con el Enfoque Estadístico de Género e Ingresos de 2016, es lógico pensar que ellos pueden tener más facilidades para ahorrar parte del sueldo”, acotó Tomás Flores.

Tomando estos datos, el Índice de Inclinación al Ahorro general alcanza los 58,7 puntos, manteniéndose estable con respecto a la medición anterior, y se ubica como la tercera puntuación más alta de los períodos en que se ha llevado a cabo el estudio. En ese sentido, parece haber tocado su punto máximo en la medición anterior, cuando alcanzó los 58,9 puntos, por lo que la baja de la novena versión es marginal.