Balanza de Pagos: déficit en cuenta corriente llegó a 2,4% del PIB en segundo trimestre

|


Exportaciones2

En el segundo trimestre, la cuenta corriente fue deficitaria en US$1.846 millones, lo que equivale a 2,4% del PIB); acumulado en un año, el déficit fue de 1,2% del PIB. De acuerdo al informe de Balanza de Pagos publicado por el Banco Central, este resultado fue consecuencia de un saldo negativo de la renta (US$3.607 millones) que no alcanzó a ser compensado por el superávit de la balanza comercial de bienes y servicios (US$686 millones) y de las transferencias corrientes (US$1.075 millones).

La balanza comercial fue superavitaria en US$1.871 millones, saldo inferior en US$83 millones al obtenido el segundo trimestre de 2017. Las exportaciones crecieron en US$2.807 millones (17% anual), incididas por mayores volúmenes y precios del cobre. En tanto, las importaciones aumentaron en US$2.890 millones (19,8% anual), impulsadas por el volumen de los bienes intermedios (productos metálicos y químicos).

Por su parte, la cuenta financiera mostró un endeudamiento neto con el resto del mundo, el cual se tradujo en entradas de capital por US$787 millones, lideradas por la inversión directa, seguida de una baja en los activos de cartera de las Otras sociedades financieras y del Gobierno. Lo anterior fue en parte compensado por el aumento de activos de los Bancos en depósitos.

La economía chilena registró una posición deudora neta con el resto del mundo de US$68.958 millones, equivalente a 24% del PIB. Este resultado significó un deterioro de US$851 millones respecto del trimestre previo, principalmente por efecto de la depreciación de las monedas respecto al dólar y del endeudamiento de la cuenta financiera.

MIentras, la deuda externa disminuyó US$6.472 millones respecto del trimestre previo, totalizando US$177.831 millones a junio, lo que equivale a 61,8% del PIB. Este resultado se explica, en gran medida, por la baja en la deuda de las Empresas de inversión directa en US$5.743 millones, asociada a pagos de préstamos. En el mismo sentido, el Gobierno y los Bancos disminuyeron su deuda en US$898 y U$$370 millones, respectivamente, por efecto de la depreciación del peso chileno respecto del dólar. En cuanto al resto de las empresas, éstas incrementaron su deuda en US$632 millones por emisiones de bonos y nuevos créditos comerciales.

Finalmente, la deuda que vence en los próximos doce meses (denominada de corto plazo residual) sumó US$54.185 millones al cierre de junio, explicados 0% principalmente por Empresas de inversión directa.


Balanza pagos