Tesla pone freno y analistas suspenden a Musk, ¿qué viene ahora?

|


Tesla

Desde que el fundador y CEO de Tesla, Elon Musk, avivara las redes sociales y los mercados financieros con un mensaje vía Twitter de que estaba pensando en sacar a la compañía de Bolsa, los vaivenes en la cotización del valor han supuesto un auténtico quebradero de cabeza para el mercado y para el propio Musk.

Tesla ha abierto la sesión hoy con caídas superiores al 4%. En preapertura, asistía a un nuevo descalabro y se desplomaba cerca de un 9%. Según José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets, “JP Morgan es pesimista con el plan para sacarla de la bolsa”. A eso se une que, según informa Reuters, PIF, el fondo de inversión de Arabia Saudí que supuestamente iba a respaldar la salida a Bolsa de Tesla, está estudiando invertir en Lucid, rival directo de Tesla. De ser cierta esta operación, la supuesta “financiación asegurada” a la que aludía Musk en su tuit podría desvanecerse, algo que no ha gustado nada al mercado.

Si el viernes pasado Tesla se dejaba un 8,9% en Bolsa tras la publicación de una entrevista concedida por Elon Musk a The New York Times en la que admitía una presión “insoportable” producida por su trabajo, ese mismo día se conocía un informe de los analistas de UBS en el que se volvían a poner en duda los planes financieros de la compañía en relación al desarrollo de su utilitario Model 3. El informe afirma que la rentabilidad en cuanto a margen de beneficios para este vehículo no será superior a la de un BMW convencional.

Todo parece haberse vuelto en contra de una de las compañías mejor valoradas en Bolsa, al menos hasta ahora. Según recuerda Juan Carlos Ureta, presidente de Renta 4, “Tesla salió a Bolsa en junio de 2010 y hoy, ocho años después, vale en Bolsa 52.000 millones de dólares (a pesar de las últimas caídas) bastante más que los 38.000 que capitaliza Ford y solo un poco por debajo de la alemana BMW”. Además, según añade Ureta, “desde los 17 dólares a los que salió a Bolsa hasta los 305,5 a los que cerró el pasado viernes, tras caer un 8,9%, Tesla sin duda ha sido generosamente valorada y financiada por los inversores. No se entiende bien, por tanto, que Elon Musk quiera ahora sacarla de Bolsa. Menos aún se entiende por qué lo anuncio a través de un tuit en el que afirmaba tener la financiación asegurada para excluir las acciones del mercado, lo que luego ha resultado no ser tan seguro”.

Lo que sí es cierto es que las acciones de Tesla han caído más de un 16% desde la publicación del famoso tuit y pierden ya más del 21% desde sus máximos, lo que las hace entrar técnicamente en mercado bajista al superar el 20% de descenso. “No está claro si Elon Musk, que deberá dar explicaciones por su tuit a la SEC, va a seguir pilotando Tesla y, en el caso de hacerlo no está claro si está en condiciones de liderar una compañía de este calado, tras haber confesado en una entrevista que está sujeto a medicación para superar la presión”.

De momento, la posición de los analistas es mantener la cautela con el valor y no comprar. "Todo el mundo tiene dudas no sólo de que salga adelante ese plan de Musk, sino porque sigue habiendo demasiadas muestras de debilidad en el liderazgo del propio Musk, y se está metiendo en una espiral de descrédito muy perjudicial para todo el proyecto", concluye Cárpatos. (Investing.com)