​Wall Street anota fuerte alza por segunda sesión seguida gracias a encuentro Trump-Xi

|


WALL02

La Bolsa de Nueva York vivió la segunda jornada consecutiva de importantes avances en la que sus tres principales indicadores registraron notables ganancias gracias al anuncio de una reunión entre EEUU y China para tratar de resolver las tensiones comerciales.

Al igual que este jueves, tanto el Dow Jones como el S&P 500 vivieron una sesión bursátil de escalada constante desde primera hora, mientras que el Nasdaq registró una importante caída al inicio del día que lo llevó a números rojos durante una hora, tras lo que pudo volver a terreno positivo.

El ganador del día fue el Dow, que avanzó un 0,43 por ciento, mientras que el S&P 500 subió un 0,33 por ciento y el Nasdaq un 0,13 por ciento.

Los ánimos de los inversores del parqué neoyorquino se vieron influenciados por la buena noticia de una reunión del presidente de EEUU, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, el próximo mes de noviembre.

El claro objetivo del encuentro es el de llegar a un acuerdo comercial y evitar así los elevados aranceles con los que se habían amenazado el uno al otro en las últimas semanas.

Se disipan así la mayoría de las preocupaciones del mercado, que temían que estos impuestos podrían tener un efecto negativo, ralentizando la economía a nivel global y reduciendo las ganancias empresariales.

Dow Jones 17 8

"Si retiramos la posibilidad de una guerra comercial entre EEUU y China durante unos meses, entonces el mercado va a poder seguir avanzando", explicó el jefe de estrategia de inversiones de QMA, Ed Keon, que señala que las tensiones entre Washington y Pekín han constituido la mayor preocupación del mercado.

Así, algunos especialistas, como el jefe de acciones en EEUU de JP Morgan, Dubravko Lakos-Bujas, aseguran que el S&P 500 podría alcanzar los 3.000 puntos en lo que queda de año, a unos 150 enteros de la situación actual de este índice.

Pese a la tendencia positiva de Wall Street este viernes, el fabricante de automóviles Tesla, que vuelve a estar en el candelero por una entrevista concedida por el fundador de la compañía al New York Times, sufrió un importante batacazo que lastró el avance del Nasdaq.

Tesla cayó durante la jornada un 8,93 por ciento y sus acciones quedaron a 305,50 después de un pronunciado descenso a primera hora de la sesión bursátil.

El retroceso de la empresa responde a declaraciones de Elon Musk en las que confiesa que algunos de los miembros del consejo de dirección de la empresa están preocupados por su salud, en concreto por el uso de un somnífero, y que la compañía está buscando un directivo que le pueda restar la carga de trabajo.