​Moody's: Las empresas chilenas se beneficiarán de un mejor entorno macroeconómico hasta 2019

|


Arauco Planta celulosa

La mejora del entorno macroeconómico de Chile respaldará la calidad crediticia de empresas no financieras hasta 2019, señala Moody’s Investors Service en un nuevo informe. Si bien el perfil crediticio de una empresa dependerá de su rendimiento individual, la calidad crediticia general debería mejorar moderadamente para las empresas de telecomunicaciones, petróleo y gas, y bienes de consumo hasta, por lo menos, mediados de 2019, mientras que las empresas mineras y forestales probablemente tendrán mayores ganancias.

"Tras la desaceleración económica de 2016-17, esperamos que la economía chilena crezca alrededor del 4% en 2018 y 2019", sostiene Verónica Améndola, analista de Moody's. "Los sólidos precios del cobre, junto con una fuerte recuperación de la confianza empresarial y del consumidor, respaldarán las inversiones y el consumo local, mientras que la inflación seguirá siendo baja".

En los últimos dos años, se produjo un aumento de los precios del cobre de alrededor del 27% que, junto con inversiones continuas y recortes de costos, respaldará el fortalecimiento de flujos de efectivo e indicadores crediticios para las empresas mineras de Chile. Sin embargo, la producción seguirá limitada por la disminución de las leyes o grados de minerales y la falta de nuevos proyectos, mientras que las negociaciones laborales en curso presentan un mayor riesgo para los suministros.

Por otra parte, el aumento de los precios de la pulpa de papel como resultado de la falta de nuevos suministros beneficiará este año a empresas forestales de América Latina. Es probable que los precios sean más volátiles el próximo año, debido a un aumento de la capacidad a nivel global. No obstante, el aumento de los precios, junto con sus estructuras de costos competitivos y expansiones, respaldarán una mejora de la calidad crediticia de los productores de pulpa chilenos en los próximos 12 meses.

Una fuerte recuperación de la confianza empresarial y del consumidor beneficiará a los sectores relacionados con el consumo de Chile en 2018-19, con la aprobación de los participantes del mercado de la intención del nuevo gobierno de simplificar y acelerar los esfuerzos para facilitar las operaciones comerciales en el país. Con una aceleración del crecimiento del PIB hasta 2020, los hábitos de compra del consumidor deberían revertirse a los niveles previos a la desaceleración.

Según Moody's, gracias a las mejoras en infraestructura en América Latina, una cantidad cada vez mayor de pasajeros aéreos seguirá beneficiando a la industria aérea chilena. Al mismo tiempo, la gran competencia por captar clientes de telecomunicaciones móviles continuará hasta el próximo año, aunque la fuerte participación de mercado de los principales operadores de telecomunicaciones ayudará a garantizar la solidez y estabilidad de su desempeño operativo.