​Industria del cobre en Chile: Plazo para acuerdo en Escondida vence esta medianoche

|

Actualización:Minera Escondida: Sindicato y empresa acuerdan extender en un día la mediación para evitar huelga



Escondida

La industria del cobre en Chile se alistó este lunes para una jornada clave, ante la amenaza de una huelga inminente en el yacimiento Escondida que sólo podría evitarse con un acuerdo de última hora, mientras los trabajadores de la mina Caserones preparan el inicio de un paro legal.

El poderoso sindicato de Escondida, el mayor yacimiento de cobre del mundo, y la administración de la firma controlada por la angloaustraliana BHP tienen plazo hasta la medianoche de este lunes para cerrar una negociación contractual, que es seguida con atención por otras mineras y el mercado internacional. El sindicato entregó este fin de semana una contrapropuesta a la última oferta de la empresa, la que fue rechazada por los trabajadores, y se encontraba a las 21 horas de este lunes en espera de la respuesta de la compañía, lo que hasta esa hora no se había producido.

En su última oferta, BHP propuso un bono de término de conflicto de 11,5 millones de pesos, más una compensación por el fin de un beneficio de vivienda y un crédito blando, lo que en total suma unos $18 millones (US$ 27.700). Además, incluyó un ajuste salarial del 1,5 por ciento. La firma habría mejorado su oferta hasta un 2%, informó esta mañana Pulso, lo que tendría validez sólo mientras durase el proceso de mediación de la Inspección del Trabajo.

Pero el sindicato exige que el bono sea más del doble de lo ofrecido y exige un reajuste salarial de un 5% real, además de la mantención de los beneficios existentes.

Las negociaciones entre la minera y el sindicato se han mantenido herméticas en los últimos días. En todo caso, los trabajadores han acordado que si la empresa no mejora su propuesta la huelga se iniciaría.

Una fuente del sindicato dijo brevemente este lunes que “todo se sabrá hoy” en Escondida, que el año pasado produjo 903.000 toneladas de cobre.

Dada la importancia del yacimiento para la economía de Chile, el gobierno ha seguido con especial interés las negociaciones y ha llamado a las partes a aunar posiciones para evitar una huelga como la del 2017, cuando los trabajadores pararon más de 40 días y el PIB del país se vio afectado.

En paralelo a las negociaciones en Escondida, el principal sindicato de la mina Caserones rechazó el fin de semana una oferta final del operador del yacimiento controlado por la asociación entre JX Holding y Mitsui Mining.

El gremio dijo en un comunicado que tras una reunión de sus miembros se acordó ir adelante con una huelga ya aprobada, la que comenzaría el martes a las 08.00 hora local (1100 GMT).

Caserones produjo 122.800 toneladas de cobre en el 2017, poco más del 2 por ciento de la producción anual de cobre de Chile. (Reuters)