​Bolsas Europeas Caen fuerte por el sector bancario que es arrastrado por el desplome de la lira turca

|


Bolsa de Milan int

La banca española ha sufrido en la sesión fuertes pérdidas en bolsa, al caer 3,4%, por el desplome de la lira turca, lo que ha determinado que BBVA registre la mayor caída del mercado, -5,16 %, por su negocio en Turquía, con lo que arrastró a la baja a todo el sector bancario en la Bolsa.

A esta entidad le ha seguido el Banco Sabadell, que se ha hundido un 3,89 %, el principal descenso desde finales de mayo, después de que el PSOE presentara la moción de censura contra el Gobierno del PP.

CaixaBank y Bankia han recortado un 3,08 % y un 2,81 %, respectivamente, lo que supone las mayores caídas desde mediados de junio, cuando se recrudecieron las tensiones comerciales entre Washington y Pekín. El Banco Santander cedió el 2,73 %, la mayor caída desde finales de junio.

Liberbank ha bajado un 2,03 % y Bankinter un 0,88 %, esta última tras anunciar la venta de una cartera de créditos tóxicos en Portugal de 66,4 millones.

La lira turca se ha desplomado en la jornada de este viernes alrededor del 16 %, lo que ha afectado al sector bancario de toda Europa (cedió casi el 2 % hoy) y ha arrastrado a las entidades españolas.

Esto sucedía después de que el Financial Times publicara que el Mecanismo Único de Supervisión vigilaba a BBVA, Unicredit y BNP Paribas, las tres entidades más expuestas por su actividad en Turquía a la crisis que atraviesa el país. Las dos últimas han cerrado con recortes del 4,73 % y el 2,99 %, e ING el 4,31 %.

Este escenario se ha producido en medio de los aranceles impuestos por Estados Unidos a Turquía, que ha aumentado en un 50 % para el acero y un 20 % para su aluminio, y de las interferencias del Gobierno de Recep Tayyip Erdogan en la política monetaria.


Bolsas europeas 10 8

Como consecuencia de la situación la Bolsa de Madrid perdió el 1,41% esta semana, la peor desde mediados de julio.

Las sanciones impuestas por Estados Unidos (EEUU) a China (16.000 millones de dólares), Irán (entrada en vigor de las mismas tras la ruptura estadounidense del pacto nuclear) y Turquía (aranceles a exportaciones de aluminio y acero) trajeron intranquilidad a los mercados en este ciclo. El presidente de EEUU, Donald Trump también amenazó con sancionar a Rusia por el envenenamiento de un exespía soviético en Reino Unido.

El Banco Central Europeo (BCE) avisaba de la ralentización del crecimiento en Europa por "el menor dinamismo del comercio exterior", lo que vinculaba indirectamente con la "guerra comercial" emprendida por Estados Unidos y que podría retrasar aún más la subida de los tipos de interés.

Estos motivos, la profundización de la depreciación de la lira turca estos días (para comprar un euro esta semana se ha pasado de pagar de 5 a 7,5 liras) y la vigilancia que el BCE ha puesto sobre varios bancos con intereses en Turquía, como el BBVA (MC:BBVA), Unicredit (MI:CRDI) o BNP (PA:BNPP), perjudicaron al sector, especialmente hoy, viernes.

La mayor caída semanal del IBEX correspondió a BBVA, que cedió el 6,98 por ciento, por la pérdida de valor de sus inversiones en Turquía por la caída de la lira turca.

A continuación se situó DIA (MC:DIDA), que cedió el 5,3 por ciento, mientras que ArcelorMittal (MC:MTS) se depreció el 3,72 por ciento por la situación comercial mundial.

Del resto de los grandes valores sólo subió Inditex (MC:ITX), el 1,08 por ciento, mientras que Telefónica (MC:TEF) bajó el 1,99 por ciento; Repsol (MC:REP) el 0,82 por ciento e Iberdrola (MC:IBE) el 0,67 por ciento.

En Europa, con el euro a menos de 1,14 dólares, Milán cayó el 2,3 por ciento esta semana, Fráncfort el 1,52 por ciento y París el 1,17 por ciento. Londres subió el 0,1 por ciento.

En Asia, a pesar de la "guerra comercial", Hong Kong subía el 2,49 por ciento semanal por la mejora de las exportaciones y la contención de la inflación en China, en tanto que Tokio cedía el 1,01 por ciento por algún dato económico negativo, como la caída del 8,8 por ciento de los pedidos de maquinaria en Japón en junio.

Wall Street se replegaba moderadamente a media sesión después de que el índice S&P 500 y el tecnológico Nasdaq fueran incapaces de superar máximos históricos. El primer índice perdía el 0,05 por ciento en cómputo semanal a esta hora y el segundo subía el 0,7 por ciento, en tanto que el Dow Jones de Industriales cedía el 0,5 por ciento.