​Cinco claves de las sanciones de EEUU a Irán

|


Iran us

Las primeras sanciones que ha impuesto EEUU a Irán prohiben al Gobierno de Irán comprar o adquirir dólares (principal divisa para operaciones finacieras y económicas globales) y el comercio de oro y otros metales preciosos. Además impone restricciones al comercio de grafito, aluminio, acero y carbón y al sector del automóvil iraní y revoca permisos que permitían exportar a EEUU alfombras y alimentos como pistachos.


La segunda batería

El 5 de noviembre está previsto que entre en vigor el segundo paquete de medidas, que dará un golpe aún mayor a la economía iraní pues afectarán al petróleo, principal fuente de ingresos de Irán. No solo se limitará el comercio de crudo y gas sino también a operadores portuarios y a sectores de energía y astilleros. Se prohibirán además las transacciones con el Banco Central de Irán.


El golpe

El mayor golpe para la economía iraní se espera tras las sanciones de noviembre, cuando expertos citados por France Presse calculan que las exportaciones de crudo podrán recortarse hasta en un 70%. Pero los efectos de la presión ya se sienten en una economía golpeada, donde el rial está devaluado, la inflación desbocada y el desempleo es del 12,5% (25% entre los jóvenes).


La respuesta política

EEUU busca con las sanciones presionar a Irán para negociar en los términos que quiere Washington pero a la vez hará más difícil la situación interna del presidente Hasán Rohani y de otros políticos de línea moderada, que habían firmado el pacto en 2015. De momento Teherán ha amenazado con ejercicios militares en el estrecho de Ormuz, vital para el tráfico marítimo de crudo.


China

Trump no solo ha abierto con las sanciones un nuevo frente de enfrentamiento con la UE sino también con China, uno de los principales aliados comerciales de Irán y con quien las tensiones comerciales y políticas de Washington son aún mayores que con Bruselas. Tampoco las presiones han sentado bien a la India, uno de los principales importadores de petróleo iraní, a quien Washington ha exigido que reduzca totalmente esas compras para noviembre.(www.elperiodico.com)