​Informes de Fitch Ratings y Moody’s destacan medidas del Gobierno para fortalecer la posición fiscal de Chile e impulsar el crecimiento

|


SANTIAGO Turistico

Las clasificadoras de riesgo Fitch Ratings y Moody’s dieron a conocer nuevos informes respecto de la economía chilena, destacando ambas las medidas que impulsa el Gobierno y el Ministerio de Hacienda para fortalecer la posición fiscal e impulsar el crecimiento.

Las dos clasificadoras evaluaron positivamente las medidas de austeridad implementadas por el Gobierno, que buscan ajustar el gasto público en cerca de 0,35% del PIB por año (totalizando US$ 4.400 millones a 2021).

Tanto Fitch —que mantuvo la clasificación de Chile en A, con perspectiva estable— como Moody’s proyectaron una estabilización de la deuda pública bruta como porcentaje del PIB: la primera estimó que se ubicará en torno a 27% del PIB hacia 2020, mientras que la segunda anticipa que se estabilizaría en 25% del PIB en los próximos años.

Respecto del crecimiento económico, las clasificadoras destacaron que el Gobierno ha impulsado una agenda pro crecimiento que permite subir el PIB tendencial o de mediano plazo. De esta manera, apuntaron al proyecto de Modernización Tributaria, el esfuerzo de Modernización del Estado, y también al impulso de la inversión en infraestructura.

Considerando el compromiso fiscal, la clasificadora Moody’s destacó el cambio en la regla que impulsó el Gobierno, de manera que la meta de reducción del déficit estructural a cuatro años tuviera además un anclaje que fuera anual. También destacó la mayor transparencia en la gestión del gasto en la cartera de Salud, y concluyó que “el enfoque de la gestión fiscal representa una desviación importante de la administración anterior”.

En el caso de Fitch, esta indicó que el ritmo de reducción del déficit estructural se explica por “presiones presupuestarias heredadas”, especialmente en salud. Además, afirmó que esta meta permitirá financiar mejores pensiones y expandir subsidios educacionales.

En cuanto a la visión de corto plazo, Fitch y Moody’s coincidieron que el enfoque de la actual administración en materias de crecimiento permitió una recuperación relevante de la confianza empresarial y de consumidores.

Finalmente, Moody’s sostuvo que es improbable que la reciente rebaja en la clasificación de riesgo de Chile implique un deterioro en el rating de las empresas en el país, tanto en el sector público (Codelco, Enap), como en el sector privado.

Parte de esta visión de Moody’s sobre las perspectivas económicas para Chile, las entregó este martes en el seminario Moody's Inside LatAm Series, donde expuso el Presidente del Banco Central, Mario Marcel, y la Vicepresidente-Analista de Moody's Investors Service, Ariane Ortiz-Bollin, entre otros.

Al respecto, el Coordinador de Finanzas Internacionales del Ministerio de Hacienda, Andrés Pérez, señaló que la visión de Moody’s era “una opinión relevante para Hacienda”, y agregó que el mensaje que recogía era que se debía “seguir trabajando para reforzar las fortalezas fiscales, y recuperar el crecimiento”.

Consultado por las conclusiones de Moody’s respecto de Chile, Andrés Pérez planteó que el hecho “que ellos mismos reflejen en su análisis una estabilización de la deuda bruta pronto es una señal de credibilidad en nuestras políticas” y remarcó que el Gobierno ha sido claro en que se trata de una prioridad, lo que se ha visto reflejado en el decreto de la austeridad fiscal, y las mejoras en la institucionalidad fiscal.

El Coordinador de Finanzas Internacionales añadió que pese al recorte de rating que realizó Moody’s, este no generó mayores efectos en los mercados financieros dado que en su gran mayoría estaba internalizado en los precios. “De hecho los CDS (Credit default swap) bajaron en distintos plazos, y bajaron más que en otras economías emergentes”, recalcó.