​Entel anota pérdidas a Junio por mayores impuestos y baja de ingresos en negocio móvil de Chile

|


ENTEL WEB

La operación de Entel en Perú avanza a paso firme. Esto, según reflejan los resultados financieros al primer semestre de Entel, que dan cuenta de la solidez de la operación peruana, al mismo tiempo que continúan reflejando el impacto de la adopción de la nueva norma contable NIIF 15 para el reconocimiento de ingresos, así como de la mayor carga tributaria a la que está sujeta la compañía.

Es por esto que nuevamente entregó las cifras también sobre una base pro forma, de manera que sean comparables con los resultados obtenidos en 2017.

“Los resultados a junio se vieron afectados por la adopción de la nueva norma contable que impactó en los ingresos y márgenes móviles, así como por los mayores impuestos que debimos registrar en el periodo. Sin embargo, sin duda lo más relevante de este primer semestre es la solidez con la que sigue avanzando nuestra operación en Perú, en número de clientes e ingresos y resultados”, comentó el gerente de Finanzas y Control de Gestión de Entel, Felipe Ureta.

Según lo informado por la empresa, los ingresos consolidados cayeron un 2,7% ($ 926.857 millones) a junio de este año, en comparación con el mismo periodo de 2017, aunque sobre una base pro forma, se mantuvieron planos. “Esto se explica principalmente por mayores ingresos provenientes del negocio móvil de Perú, lo que fue compensado por menores ingresos en Chile asociados al negocio móvil y del arriendo de redes”, explicó Ureta.

En Perú, la base de clientes móviles creció un 25%, hasta 7.176.246, “gracias a la profundización de la oferta de voz ilimitada, mayores servicios de datos, y promociones, tanto en prepago, como pospago, y el respaldo de la capacidad de la infraestructura desplegada, la preferencia de marca y la valoración que hacen los clientes de su experiencia de servicio”, destacó.


Entel ficha (1)

En el país, en tanto, recalcó que Entel continuó impulsando una atractiva oferta de datos móviles, que se tradujo en portaciones netas positivas en postpago y en una mejora importante en prepago respecto al primer semestre de 2017. Es así como la base total de clientes móviles creció 5% en el periodo, hasta los 9,3 millones, impulsada por un importante aumento de 12% en el segmento de suscripción.

A esto se suma la puesta en marcha de un plan para aumentar la eficiencia en los canales de venta y en la organización, en general.

Respecto al EBITDA consolidado para el primer semestre, se mantuvo plano y creció un 1% sobre una base pro forma, gracias a una fuerte reducción en las pérdidas en Entel Perú, lo que fue parcialmente compensado por menores márgenes en Chile, asociados a los servicios móviles y al arriendo de infraestructura a otros operadores.

En cuanto al resultado de última línea, registró una pérdida de $ 23.614 millones y en base pro forma alcanzó un pérdida de $ 11.136 millones, explicada en gran parte por los mayores impuestos registrados en el periodo, producto de una mayor carga tributaria; del aumento en el tipo de cambio, que impactó las inversiones en filiales en el exterior; además de un menor resultado operacional.


Segmentos de negocio

Los clientes de los servicios móviles en Chile a junio de 2018 alcanzaron los 9.330.367, lo que significó un incremento de 5% respecto a igual mes de 2017. En el mercado Personas, el incremento de la base fue de 6%, gracias a un fuerte aumento de 19% en el segmento de suscripción (incluyendo BAM). Los servicios móviles para Empresas, en tanto, registraron un alza de 2% en la base de clientes.

Según informó la empresa, el consumo de uso de datos en el periodo se multiplicó por 2,1, mientras que los clientes 4G alcanzaron los 4,2 millones, aumentando 66% en comparación con junio de 2017. Por otra parte, la penetración de smartphones alcanzó el 75% de la base total.

En Entel Hogar, por otra parte, segmento que ofrece servicios de telefonía fija, internet y televisión, los ingresos registraron un incremento de 3% respecto al primer semestre de 2017, como resultado de mayores ingresos por servicios de Internet banda ancha y TV. La base de servicios contratados a junio ascendió a 471 mil, incluyendo conexiones inalámbricas y de fibra óptica.

En el periodo, Entel continuó desplegando su proyecto de fibra óptica en zonas de alta densidad poblacional, alcanzando las 222 mil casas pasadas. En tanto, la red para servicios de banda ancha inalámbrica de alta velocidad (BAFI) sobre la banda de 3,5 GHz, con tecnología Massive MIMO, alcanzó una cobertura de alrededor de 454 mil hogares al 30 de junio. Cabe recordar que, en junio, la Subsecretaría de Telecomunicaciones emitió una resolución exenta con la que congeló el uso de la banda de 3,5 GHz, la que fue apelada por Entel en la justicia.

Por su parte, los ingresos de servicios de datos (incluyendo TI) crecieron un 1%, principalmente impulsados por los mayores ingresos de las soluciones digitales de TI para pequeñas y medianas empresas, destacando el resultado en servicios de seguridad y Cloud. También se mantuvo el buen desempeño de los servicios de internet y de conectividad IP, soportado en soluciones sobre fibra óptica.


Negocios internacionales

En línea con los buenos resultados que ha tenido en los últimos años, durante el primer semestre de 2018, Entel en Perú completó una base de 7.176.246 clientes, lo que representa un crecimiento de 25% en relación a junio de 2017, y se tradujo en un alza de 20% en los ingresos de esa operación sobre una base pro forma, medido en moneda local (soles peruanos).

La base total de clientes supera los 7,3 millones si se incorporan también los servicios al hogar. De hecho, en el negocio residencial, Entel Perú registró un alza de 80% en su base de clientes, creciendo principalmente en servicios fijos de banda ancha inalámbrica en Lima y en algunas regiones. Cabe destacar que Entel se encuentra desplegando servicios de internet fijo inalámbrico para el hogar sobre la banda de 2,3 GHz, lo que permite ofrecer mayores velocidades y cobertura.

Por otra parte, la filial internacional Americatel Perú alcanzó ventas por $ 9.595 millones en el primer semestre, con una baja de 16% respecto al mismo lapso de 2017 (en moneda local -9%), como consecuencia de menores ingresos en ventas mayoristas, debido a un menor tráfico y tarifas, lo que se sumó a menores ingresos de LD relacionados con un menor tráfico. Esto fue en parte compensado por mayores ingresos en los servicios integrados de voz/datos y servicios de TI/Data Center en el segmento corporativo.