​Blumar: Soporte entregado por la pesca extractiva le permite mantener márgenes positivos pese a alta volatilidad

|


Blumar

La clasificación “A-“ asignada a la solvencia de Blumar S.A. refleja un perfil de negocios “Satisfactorio” y una posición financiera “Intermedia”. La clasificación en “Primera Clase Nivel 3” para las acciones refleja la combinación entre su posición de solvencia y factores como la liquidez de los títulos y aspectos de gobiernos corporativos, de transparencia y de disponibilidad de información del emisor.

La compañía se especializa en el área de pesca extractiva y en el rubro acuícola, siendo sus principales productos la harina y el aceite de pescado, el jurel congelado, la merluza, la jibia y otros, y la producción de salmón atlántico.

Además, a través de sus coligadas, participa en el negocio de frigoríficos industriales en el sur de Chile y en el procesamiento y exportación de choritos y salmón ahumado.

Los resultados de Blumar reflejan la alta volatilidad que históricamente ha evidenciado la industria salmonicultora, sujeta a fuertes fluctuaciones de precios y a una producción variable en función de las condiciones sanitarias, climáticas y oceanográficas. No obstante, el soporte entregado por la pesca extractiva le ha permitido mantener márgenes positivos desde sus inicios.

Por otro lado, los negocios de la sociedad están expuestos al marco normativo, el cual se rige por la Ley General de Pesca y Acuicultura de 1989, a la cual la Ley N° 20.657 -que rige desde 2013- le introdujo grandes cambios.

A marzo de 2018, la compañía evidencia una positiva evolución, tanto a nivel de ingresos como de generación de ebitda ajustado (incluyendo el resultado neto de empresas relacionadas y las pérdidas por bloom de algas). Esto, asociado principalmente a la recuperación en los precios promedio de harina y aceite de pescado, en conjunto con mayores volúmenes de ventas de jurel congelado, lo que compensó la caída en el precio promedio de venta del salmón atlántico (18% anual) y permitió alcanzar un margen ebitda ajustado del 25,7%.

A igual periodo, el stock de deuda financiera registró un incremento del 8,9% respecto de diciembre de 2017. En línea con la estrategia de la compañía, el perfil de vencimientos se encontraba estructurado mayoritariamente en el largo plazo (74,5%).

La mayor generación de ebitda ajustado y, en mayor medida, los mayores recursos en caja y equivalentes, permitieron alcanzar una razón de deuda financiera a ebitda ajustado de 1,3 veces, manteniéndose relativamente estable respecto del cierre de 2017. A su vez, el indicador de cobertura de gastos financieros alcanzó las 16,7 veces, cifra mayor a las 15,9 veces alcanzadas a diciembre del año anterior.

La compañía cuenta con una liquidez “Satisfactoria”. Esto considera, a marzo de 2018, una caja de US$29,6 millones, flujos operacionales (FCNOA) que, en términos anuales, alcanzaban US$27,7 millones y vencimientos de corto plazo por cerca de US$32,3 millones. Además, incorpora la disponibilidad de líneas de crédito, en conjunto con un mayor plan de inversiones respecto de años anteriores.


PERSPECTIVAS: ESTABLES

Las perspectivas consideran la realización y rentabilización del actual plan de inversiones, más un escenario de precios de sus principales productos relativamente estable, asociado al nuevo marco normativo y a la consolidación de la industria salmonicultora.

Adicionalmente, Feller Rate espera que la compañía mantenga una liquidez satisfactoria.

ESCENARIO DE BAJA: Podría gatillarse como consecuencia de un debilitamiento prolongado de sus índices crediticios o ante condiciones ambientales y de mercado más complejas.

ESCENARIO DE ALZA: Se considera poco probable en el corto plazo