​Nuevas tensiones comerciales EEUU-China le restan impulso a Wall Street

|


WALL STREET15 IPAD

La Bolsa de Nueva York perdió impulso este miércoles a consecuencia de un renovado nerviosismo que han despertado informaciones de posibles nuevas hostilidades comerciales entre EEUU y China con la imposición de más aranceles por parte de Washington.

Los inversores se vieron influenciados por noticias de que la administración estadounidense se plantea imponer aranceles de un 25 % sobre bienes provenientes de China por un valor estimado de US$200.000 millones.

Esta medida podría llevar a la intensificación de la guerra comercial protagonizada por Pekín y Washington, y los expertos temen que China conteste con medidas similares sobre bienes estadounidenses, como han amenazado.

"El chantaje y la presión de EEUU nunca funcionarán con China, y si toman medidas que empeoren la situación, nosotros tomaremos con toda seguridad contramedidas para mantener nuestros legítimos derechos e intereses", subrayó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Geng Shuang.

Así, tanto el Dow Jones de Industriales como el S&P 500 terminaron en números rojos, con un descenso del 0,32% y el 0,10% respectivamente.

Dow Jones 1 8

La buena noticia del día ha venido de la mano de Apple (NASDAQ:AAPL), que publicó el martes resultados mejores de los esperados en lo que va de año y por lo tanto registró una subida del 5,89%.

Así, el índice compuesto del mercado, Nasdaq, en el que cotizan los principales grupos tecnológicos, recibió un estímulo necesario y ascendió un 0,46 por ciento.

La subida se produce después de varios días de números negativos motivados por Facebook (NASDAQ:FB) y Twitter, que han bajado en picado tras la publicación de unos resultados flojos.

También influyeron sobre el ánimo de Wall Street la decisión de la Reserva Federal de EEUU (Fed) de no subir los tipos de interés después de dos días de reuniones, una medida que los expertos preveían y que por lo tanto no ha estimulado el mercado.

La Fed, sin embargo, sí que dio señas de un posible incremento de los tipos próximamente al afirmar que la economía de EEUU está creciendo a un ritmo "fuerte".

"El mercado laboral ha continuado reforzándose y la actividad económica ha estado creciendo a una tasa fuerte", subrayó el comunicado del banco central estadounidense.