Industriales solicitan al Gobierno impuesto corporativo de 24% para recuperar la inversión

|


Asimet

La necesidad de trabajar mancomunadamente en generar políticas públicas que fomenten la industria nacional, para que Chile se suba al carro de la nueva revolución industrial 4.0, planteó este miércoles el nuevo presidente de Asimet, Dante Arrigoni, instando a las autoridades a establecer a la brevedad tres medidas de apoyo en materias tributarias: un sistema de híper y súper amortización para tecnologías de Industria 4.0, restablecer un sistema tributario más favorable para la inversión 100% integrado y una tasa y un impuesto corporativo igual al promedio de la OCDE de un 24%.

Así lo señaló durante la inauguración del Foro de la Industria que se realiza durante esta jornada en CasaPiedra, evento organizado por la entidad gremial. Arrigoni indicó que “lamentablemente en nuestro país, la falta de políticas públicas adecuadas, junto a una serie de otros factores, han contribuido a la fuerte desaceleración que ha vivido la industria manufacturera chilena en los últimos 22 años, pasando de ser un sector que representaba el 15% del PIB, en 1996, a una industria con un 10% en 2017. Esta reducción ha significado la pérdida de 250.000 empleos de calidad, y la pérdida del 33% de la industria”.

Aseguró que una rectificación y nueva forma de enfrentar la realidad mediante una alianza público privada permitiría que “la manufactura nacional alcance en 2040 el promedio de la OCDE, el 15% del PIB, recuperando 250 mil empleos de calidad para la clase media perdidos en los últimos años”.

Agregó que en Chile se debe preparar un plan para el avance de la Industria 4.0 que permita a las empresas contar con apoyos e incentivos para la inversión en innovación y competitividad, sin restricciones dimensionales, sectoriales o territoriales. “El objetivo debe ser crear instrumentos que cubran todos los aspectos del ciclo de vida de las empresas, abarcando temas como el aumento de la competitividad, digitalización de los procesos de producción, mejora de la productividad, capacitación de los trabajadores, y el desarrollo de nuevos procesos, productos y servicios”, indicó.

Finalmente indicó que un paso adelante sería avanzar en el Consejo para el Desarrollo de la Manufactura Nacional, entidad público privada creada por Asimet hace 3 años “que busca aportar con contenido y realismo a un cambio de rumbo que oriente al sector hacia una industria manufacturera transformadora, que agregue valor y que se convierta nuevamente en uno de los motores importantes del Chile desarrollado que anhelamos ser”.