Contradicciones Vitales

|


Hermogenes Perez de Arce

Según las encuestas, hay dos ministros que han caído en su aprobación y que tienen en común haber sido del “Sí”, exitosos columnistas, próximos a la UDI y haber expresado ideas de derecha, como son las de que los privados deben aportar soluciones privadas a los problemas públicos (bingos para remediar las goteras en liceos municipales) y maximizar sus beneficios (no poner todos los huevos en la misma canasta e invertir parte de su patrimonio en el exterior).

Los que forman opinión son los opinólogos, todos los cuales, por los motivos que fuere, se cuidan de no criticar al Presidente, pero el trato no incluye no criticar a los ministros. Los opinólogos actuales son predominantemente de izquierda, se han dado un festín con los dos ministros del “Sí” y anticipan que ambos saldrán del gabinete antes de fin de año. Pero Piñera también había designado a Alejandra Pérez (de derecha y del “Sí”) en Cultura, le había ordenado censurar una muestra del Museo Histórico y despedir a su director por mostrar la efigie de Pinochet y citar una frase suya, lo que suscitó una tempestad de críticas en la extrema izquierda, a las cuales Piñera es muy sensible. Ojo: la ministra Pérez, con su medida satisfactoria para la extrema izquierda y no criticada por los opinólogos, mejoró en las encuestas.

¿Por qué Piñera, un hombre del “No” y de centroizquierda, designó a dos ministros de derecha? ¿Para tranquilizar a la UDI, por pulsión del momento o por ambas razones? Nadie lo sabe, ni siquiera los opinólogos y a lo mejor tampoco Piñera. ¿Por qué quiso designar a su hermano embajador en Buenos Aires? Al parecer, creyó que este gobierno era de, por y para Sebastián Piñera, pero luego se dio cuenta de que no era así.

Una cosa más: tras la medida de la ministra Pérez, Piñera subió en las encuestas; tras los dichos de los ministros Valente y Varela, Piñera cayó en las encuestas. ¿Cómo se resolverán estas contradicciones vitales? Vea el próximo episodio.


Hermógenes Pérez de Arce