​Utilidades de Coca-Cola Andina suben 15,5% en el segundo trimestre de 2018

|


Coca cola Andina 1

Durante el segundo trimestre de este año la utilidad neta de Coca-Cola Andina atribuible a los controladores fue de $11.091 millones, lo que representa un alza de 15,5% respecto de igual trimestre del año pasado.

El volumen de venta consolidado durante el segundo trimestre fue de 164,9 millones de cajas unitarias, lo que significa un incremento de 2,8% respecto del mismo período de 2017. En términos de valor, las ventas ascendieron a $374.077 millones, un 7,7% inferior al comparar con igual lapso del año anterior, fuertemente afectadas por el efecto de conversión de cifras, debido a la depreciación de las monedas de los países en que la Compañía opera respecto de la moneda de reporte.

El EBITDA ajustado consolidado del segundo trimestre aumentó 1,5%, llegando a $61.038 millones entre abril y junio.

En tanto, en lo que va del año la utilidad neta acumulada fue $56.233 millones, lo que significa un incremento de 7,1% respecto del mismo período del año anterior; el volumen de ventas fue de 368,7 millones de cajas unitarias, lo que implica un crecimiento de 1,6%; las ventas consolidadas alcanzaron los $849.969 millones, lo que representa una reducción de 6,3%; y el EBITDA ajustado consolidado acumulado fue de $162.790 millones, lo que implica una disminución de 0,2% en relación al mismo período del año pasado.

Miguel Ángel Peirano, vicepresidente ejecutivo de Coca-Cola Andina, explicó: “Este segundo trimestre tuvimos resultados financieros positivos en nuestras cuatro operaciones, con crecimientos a nivel de EBITDA ajustado en moneda local en todas nuestras franquicias y expansión de márgenes”.

Además, destacó que en junio la Fiscalía Nacional Económica entregó la autorización que nos acerca a la materialización de la compraventa de Guallarauco por parte de Coca-Cola Chile y los embotelladores de Coca-Cola en Chile. “Guallarauco es una compañía muy reconocida del segmento de jugos premium en Chile, y esta transacción refuerza nuestro compromiso con el negocio de bebidas no carbonatadas, ya que creemos que es un mercado con un gran potencial de crecimiento y va en línea con nuestra estrategia de ser un actor relevante en todas las categorías de bebidas”, afirmó.

El ejecutivo agregó que “a partir de agosto Coca-Cola Andina -como parte del sistema Coca-Cola Chile- llegó a un acuerdo con Diageo para distribuir sus productos, utilizando la extensa base logística y de distribución en todo el territorio de su franquicia en Chile, atendiendo así directamente a Horeca, mayoristas con patentes de alcoholes, botillerías, almacenes con patentes de alcoholes, C-Store, petroleras y supermercados locales (quedan excluidas las cadenas de supermercados con cobertura nacional)”.