Currículo del futuro: ¿Qué se está enseñado en las economías emergentes?

|


Informatica

Una publicación del blog Enfoque Educación, de la División de Educación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) da cuenta del norte al que debiera apuntar la formación de los futuros trabajadores. Según se estima, el 50% de las actividades de trabajo existentes pueden ser desplazadas, sustituidas o modificadas de alguna forma por la automatización. “El mundo no está reaccionando lo suficientemente rápido como para actualizar nuestro sistema de educación”, advierte.

Alrededor del mundo, constata el documento, los líderes del gobierno y la industria debaten sobre el “futuro del trabajo”. Según indica, “todos hemos visto predicciones de un cambio masivo en las necesidades de la fuerza laboral del futuro.” Cita la última predicción de McKinsey Global Institute, la que señala que cerca del 50% de las actividades de trabajo existentes pueden ser desplazadas, sustituidas o modificadas de alguna forma por la automatización. Sea esto causado por software tradicional, robótica, inteligencia artificial o nuevos algoritmos de aprendizaje automático.

A pesar de un acuerdo casi unánime sobre esta ola de cambio, remarca el escrito, “el mundo no está reaccionando lo suficientemente rápido como para actualizar nuestro sistema de educación. Un estudiante que comienza la escuela primaria hoy se graduará de la universidad a mediados de la década de 2030, y su carrera durará hasta 2060 o más. Si bien no podemos predecir con exactitud cuáles serán las necesidades de nuestra fuerza de trabajo a mediados de siglo, podemos estar absolutamente seguros de que las necesidades de la fuerza de trabajo están cambiando y continuarán cambiando.”

Según postula, “cualquier discusión sobre el futuro del trabajo debe ir de la mano de una discusión sobre el futuro del plan de estudios. Sin embargo, al visitar la mayoría de las escuelas en 2018, se ven maestros enseñando exactamente las mismas materias que se enseñaban en 1918: lectura, escritura, matemáticas, ciencia, historia e idiomas. El debate sobre el futuro de la educación se centra en cambiar la forma en que enseñamos, adoptar la tecnología en el aula, pero casi no hay debate sobre cómo cambiar lo que enseñamos.”

Para el autor, es clave preparar a todos los estudiantes para las habilidades creativas, colaborativas y de resolución de problemas digitales del futuro, las escuelas, sentencia, deben enseñar computación como parte del plan de estudios. “Esto no se trata sólo de codificar. La informática se trata de codificación, pensamiento computacional, diseño de interfaz, análisis de datos, aprendizaje automático, ciberseguridad, redes y robótica. Y aprender ciencias de la computación ejerce creatividad, resolución de problemas y colaboración. Estas habilidades no sólo son importantes para las carreras técnicas en el mundo desarrollado. Son recursos valiosos para todas las carreras en todas las economías”, enfatiza.

En la publicación se subraya que “la informática no debe ser relegada a las actividades extracurriculares, concursos de robótica o hackatones. Se debe enseñar como parte de la jornada escolar en primaria y secundaria.”


El gran salto


El artículo consigna que las economías emergentes tienen la oportunidad de dar un salto, “nuestras escuelas deberían enseñar el currículo del futuro, no solo el del pasado”, apunta, Menciona a muchos países han comenzado a adoptar la informática como parte de su plan de estudios nacional. En Estados Unidos, 44 estados han cambiado las políticas para reconocer la informática como parte del núcleo académico. Y más de 25 países han anunciado planes para expandir el acceso de la informática en la jornada escolar, destacando a Reino Unido, Australia, Japón, Corea del Sur, Argentina, Ecuador, Italia, Malasia, Suecia y Tailandia.

“Países como Brasil, Chile y Nigeria están estableciendo planes para resolver este tipo de problemas, y el resto del mundo debería seguir su ejemplo”, añade.

“La informática será más solicitada que nunca, y cada alumno de cada escuela debería tener la oportunidad de aprenderla como parte de su plan de estudios”, concluye.