​Ministro de Hacienda ante baja en la clasificación de Moody´s: “Sorprende que esta decisión ocurra justo cuando la economía chilena acelera su crecimiento”

|


Felipe Larrain 3

“Chile está pagando las consecuencias del deterioro fiscal y bajo crecimiento de los últimos cuatro años”. De esta manera, el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, se refirió a la baja en la clasificación de riesgo país de Aa3 con perspectiva negativa a A1 con perspectiva estable, anunciada por Moody´s, clasificadora que en agosto de 2017 había cambiado la perspectiva de rating de estable a negativa.

La autoridad precisó que entre 2014 y 2017 la economía creció 1,7% promedio anual y el deterioro fiscal experimentado en ese periodo fue evidente. “Primero, y por lejos, no se cumplió el compromiso del gobierno de eliminar el déficit estructural, que aumentó cuatro veces. Segundo, la deuda a PIB se duplicó —pasando de US$35 mil millones a US$70 mil millones entre fines de 2013 y 2017, llegando a un nivel cercano a 24% del PIB. Tercero, la reforma tributaria no rindió sus frutos y cuarto, el déficit fiscal subió hasta 2,8% del PIB en 2017”, señaló la autoridad.

El titular de Hacienda advirtió que la decisión de Moody´s llega a destiempo: “Sorprende que esta decisión ocurra justo cuando la economía chilena acelera su crecimiento y los ingresos fiscales han aumentado por sobre las estimaciones de mercado”.

A juicio de la autoridad, a la luz de los argumentos esgrimidos por la clasificadora, la rebaja de Aa3 a A1 debiese haber ocurrido el año pasado, como fue el caso de Standard & Poor’s y Fitch. “En términos técnicos, Moody´s aparece detrás de la curva”, precisó.

La autoridad resaltó el crecimiento positivo experimentado por la economía en los últimos meses, así como las mejores expectativas de las empresas y de los consumidores. Destacó, además, la agenda de reformas pro-crecimiento, que incluye iniciativas como la Modernización Tributaria y la Modernización del Estado, y las reformas en materia fiscal, donde figuran el plan de austeridad por US$ 4.400 millones y el proyecto de Consejo Fiscal Autónomo (CFA).

“Siempre hemos dicho que recuperar la clasificación de riesgo es una carrera de largo aliento. Como Gobierno y Ministerio de Hacienda seguiremos trabajando en fortalecer nuestra posición fiscal y mejorar nuestro crecimiento, pilares para el bienestar de todos chilenos”, sostuvo la autoridad.

Con este nuevo Rating de A1, Chile queda a nivel de países como República Checa; Estonia, Israel, Japón o Arabia Saudita, entre otros.