​Zofri: Bajos pasivos financieros y alta generación de flujos sustentan su clasificación

|


Zofri 19 3 (1)

La clasificación de la solvencia de la compañía en “Categoría A+” y de sus títulos accionarios en “Primera Clase Nivel 3”, se sustenta, principalmente, en el bajo nivel de pasivos financieros de la compañía, en relación con su generación de flujos, y en la fortaleza de la zona franca administrada, la que se ha posicionado como el centro de intercambio comercial más importante en el norte grande del país. Esto último se ve reflejado en el hecho que durante 2017 los usuarios de la zona franca tuvieron ventas por U$4.012 millones y que generaron, directa e indirectamente, alrededor de 36.000 empleos, cerca del 23% de la fuerza laboral de la zona.


Resultado operacional por unidad de negocios


Dentro de las principales fortalezas que dan sustento a la clasificación de Zofri S.A., se reconoce la diversificación de las compras y de las ventas del sistema franco, tanto por país como por rubro.

Países como Bolivia, Paraguay y Perú representan, respectivamente, en torno al 62%, 18,7% y 11,4% de las ventas al exterior que, a su vez, constituyen el 38,1% del total de transacciones.

Por otra parte, por rubro, existe una diversificación en más de 30 segmentos, siendo el más relevante automóvil con una importancia relativa del 19%.

Las franquicias tributarias a las que están afectas las empresas que forman parte del sistema franco también contribuyen al posicionamiento de la zona franca como centro comercial.

Otras fortalezas son la posición geográfica en la que se encuentra Iquique (dada la cercanía con varios países, incluso con la costa atlántica) y los terrenos que posee en Iquique y Alto Hospicio, cuya plusvalía ha subido, debido a la escasez de terrenos útiles para el desarrollo de proyectos de viviendas e industrias.

Las fortalezas de la sociedad quedan de manifiesto en sus 42 años de historia, logrando sobrellevar las diversas coyunturas económicas que imperaron en dicho período, tanto en Chile como en los países adyacentes. Todo ello se ve reforzado por la estabilidad política y económica de Chile y la confiabilidad de sus instituciones, características que lo convierten en uno de los países con mejor ambiente para hacer negocios, atraer capitales de todo el mundo para invertir y posicionarse como la puerta de entrada y salida de los productos del Cono Sur.

Desde otra perspectiva, la clasificación de la sociedad y de sus acciones se ve contraída por las características propias de una concesión, en particular por la exclusividad de su giro comercial lo cual, si bien no elimina, reduce la capacidad de adaptabilidad a los cambios que se pudieran generar en un mercado cada vez más cambiante y globalizado.

La clasificación de riesgo también incorpora la exposición a variables altamente relevantes para la generación de ingresos del emisor, pero que están fuera de su control; en particular, su dependencia de la capacidad operativa del puerto de Iquique y los cambios en las políticas de comercio exterior que adopten países limítrofes.

Otros factores de riesgo son: la alta capacidad de concertación que tienen sus clientes (usuarios de la Zofri), la dependencia del nivel de actividad de la zona franca a la eficiencia de los usuarios, la concentración geográfica de sus principales instalaciones y la mayor inestabilidad política y económica, en relación con Chile, que presentan los países destinatarios de un porcentaje importante de los productos internados por Iquique.

Cabe señalar, que dada la moderada liquidez bursátil de las acciones, en torno al 8%, la administración ha contratado a Larraín Vial para que sus acciones cuenten con un market maker, en conformidad con la NCG N°327 de la Superintendencia de Valores y Seguros. Este hecho se valoriza positivamente para efecto de la calificación de los títulos accionarios.

La perspectiva de la clasificación de solvencia y de los títulos accionarios se califica “Estable” por cuanto, en opinión de Humphreys, a corto plazo no se visualizan cambios de relevancia en los riesgos que afectan a la compañía ni en la liquidez de sus títulos.

Zofri S.A. se constituyó como sociedad anónima en 1990 con el objetivo exclusivo de explotar y administrar el sistema franco de esa ciudad, creado en 1975 con la promulgación de la Ley N° 1.055. La administración de la Zona Franca se fijó durante 41 años y establece el pago del 15% de sus ingresos brutos a todos los municipios de las regiones de Tarapacá y Arica-Parinacota para el desarrollo de proyectos de inversión social.

Durante el ejercicio 2017, Zofri generó ingresos anuales por aproximadamente US$ 59,8 millones y un EBITDA del orden de los US$ 24,6 millones. A esa fecha, el emisor presentaba nula deuda financiera y su patrimonio ascendía a cerca de US$ 70,9 millones. De acuerdo con los estados financieros de marzo de 2018, la compañía generó ingresos por US$ 15,6 millones durante el primer trimestre, presentando un resultado por US$ 6,0 millones, una nula deuda financiera y un patrimonio de US$ 72,6 millones.