Asimet: gremio manufacturero norteamericano está preocupado y decepcionado por política comercial de Trump

|


Carlos Martu00ednez (Asimet)

Un análisis de los efectos que las decisiones del Presidente estadounidense, Donald Trump, están causando en la economía global realizaron esta mañana los empresarios metalúrgicos metalmecánicos reunidos en CasaPiedra. El presidente de la gremial, Juan Carlos Martínez, criticó las medidas arancelarias del Mandatario norteamericano.

El dirigente se refirió a los impactos que la política proteccionista está causando en la economía global, con caídas pronunciadas de los mercados bursátiles y en el precio del cobre, lo que afecta directamente a Chile.

Al respecto,  informó que el gremio norteamericano al cual está asociado Asimet, Fabricators & Manufacturers Association (FMA), que representa los intereses de 1,4 millones de personas empleadas en el sector metalmecánico de ese país, “se encuentra muy preocupado y decepcionado por la medida del Presidente Trump de aplicar una tarifa aduanera de un 25% al acero importado y de un 10% al aluminio importado a Estados Unidos, según declaraciones de su propio presidente gremial Mr. Ed Youdell”, indicó.

Esta decepción se explica –agregó- porque aquellos países afectados por la medida la van a soslayar produciendo y exportando productos metálicos terminados en lugar de exportar acero y aluminio como materia prima. Explicó que los manufactureros estadounidenses se sienten afectados porque saben que si el costo del acero sube para los fabricantes locales, pero no en los mercados mundiales, se favorece la importación de productos terminados con mayor valor agregado. “Ellos piensan que esta es una muy mala idea, y que una mejor política sería importar acero como materia prima a bajo costo y fabricar en Estados Unidos”, sostuvo.

Para Martínez, las barreras arancelarias finalmente terminarán por afectar los puestos de trabajo en Estados Unidos: “Los empleos que produce la cadena de valor del acero son diez veces más que los que genera la industria siderúrgica estadounidense, a la que Trump pretende proteger con estas medidas”, señaló.


La manufactura en Chile

Luego, el dirigente gremial sostuvo que “hemos sido exitosos exportando nuestros productos agrícolas, forestales y salmones, debido a que se ha aplicado alta tecnología en los procesos de producción, embalaje, transporte y marketing”, lo que no ha ocurrido con la manufactura nacional donde se presenta un evidente atraso. “En nuestro sector metalmecánico es especialmente preocupante, porque tenemos situaciones de quebranto o cierre de plantas, lo que ha llevado a varios industriales manufactureros a volcarse al negocio importador con el fin de continuar atendiendo a sus clientes, pues no pueden competir con el producto foráneo”, agregó.

Al respecto, sostuvo que “no hemos sido exitosos en reinventarnos y modernizar nuestros procesos en busca de mayor productividad para competir con éxito con el producto importado”. A ello, agregó la falta de inversión en esta industria, señalando que, según datos de la Corporación de Bienes de Capital, el sector industrial representa en los últimos 25 años solo el 6,6% de los proyectos de inversión privada en Chile.

“La manufactura nacional no puede seguir haciendo más de lo mismo, tenemos que estar al día respecto de las nuevas tecnologías y aplicarlas. La manufactura avanzada y el acceso a la industria 4.0 es la respuesta y la oportunidad que se nos ofrece para poder ser más competitivos a nivel mundial”, afirmó.

Finalmente, Martínez hizo un llamado a las autoridades para que participen de la modernización industrial. “Necesitamos también políticas de Estado que desplieguen incentivos y oportunidades para invertir en manufactura avanzada. Se hace necesario un esfuerzo público privado de carácter permanente, independiente de los ciclos políticos de 4 años, y que piense en el Chile industrial manufacturero que queremos ser de aquí a 15 o 20 años, y que proponga políticas públicas que permitan llegar a esta meta”, concluyó.