​Desatada polémica por cláusula de contrato acordada por Jaime de Aguirre con TVN, sin conocimiento del directorio

|


Jaime de Aguirre

Como consta en un informe lapidario de la contraloría interna del canal, Jaime de Aguirre firmó un millonario contrato y cláusula de salida con el socialista y entonces presidente del directorio, Ricardo Solari, el cuál nunca informó ni llevó a votación ante el directorio del canal.

Así lo demuestran las actas de las reuniones de diciembre de 2016, en que sólo se aprobó que se le pagara un sueldo de $18 millones brutos mensuales, pero en ningún caso se mencionó que “tendrá derecho a una indemnización especial por término de contrato, sustitutiva de la legal, equivalente a cuatro sueldos base mensuales brutos” es decir $72 millones. Punto que aparece en momentos en que el actual directorio encargó una revisión de los contratos del canal descubriéndose la irregularidad, según señala artículo publicado por Radio BioBío.

Que las cosas andan mal en Televisión Nacional de Chile ya no es un secreto. De hecho, el gobierno de Michelle Bachelet tuvo que capitalizar la televisora pública con US$65 millones, de lo contrario la señal podría haber apagado para siempre sus transmisiones a raíz de la falta de liquidez.

En montos, según consta en los balances financieros expuestos en sucesivas reuniones de directorio, en 2014 las pérdidas ascendieron a los $6.593 millones. En 2015 esa deuda se multiplicó en casi cuatro veces, cerrando en $25.992 millones; posterior a eso las cifras han seguido aumentando.

Para revertir la crisis, que pasó en gran medida por una baja constante del rating y el alto costo de administración, lo que incluía salarios millonarios a rostros, ejecutivos y sumado a los bonos y beneficios con los sindicatos, llevaron a fines de 2016 a que se recurriera a quién describían como el único que podría “salvar al canal estatal”: Jaime de Aguirre.



Escándalo interno


Jaime de Aguirre llegó a TVN el 16 de diciembre de 2016, pero el escándalo interno se desató hace unos días cuando a raíz de la nueva reingeniería administrativa que busca impulsar el canal estatal, se encargó un informe al gerente contralor, Diego Acevedo Bustos, el que se focalizó en evaluar los “Contratos Ejecutivos de TVN”, ya que las alertas aparecieron cuando se informó que despedir a Jaime de Aguirre involucraba un alto costo.

Fue en ese momento en que algunos directores, previa conversación con quienes ocuparon ese puesto en 2016, se percataron que efectivamente en las actas de sesión de las reuniones de directorio no había registro que informara de una “cláusula” de salida especial para de Aguirre, pese a que en el contrato firmado sí aparece con sus respectivos detalles.

Las dudas las resolvió el informe, entregado el pasado 12 de julio y que es lapidario, ya que en sus conclusiones se precisaron una serie de anomalías administrativas que incluso podrían terminar en la justicia.

En el punto uno del documento se indicó que el contrato “fue firmado con fecha 16 de diciembre de 2016, no obstante, las condiciones de contratación fueron aprobadas en Comité Económico con fecha posterior (28 de diciembre de 2016)”.

Esto llevó a que el Contralor de TVN, Diego Acevedo, identificara dos posibles escenarios de la irregularidad:

a) No se informaron oportunamente al Comité Económico y al directorio, todas las condiciones acordadas para la contratación del director ejecutivo.

b) Posterior a la sesión de directorio en donde se aprobaron las condiciones de contratación del señor Jaime de Aguirre, se incluyeron sin aprobación de los miembros del directorio otras condiciones contractuales, excediendo las atribuciones que corresponden exclusivamente al directorio.

Sin embargo, advirtió el contralor de TVN, que en ambos escenarios factibles “se evidencia la ausencia de aprobación por parte del directorio, de las condiciones adicionales al sueldo base del director ejecutivo”, abriendo la puerta a un cuestionamiento en cómo operó el ahora expresidente de TVN, Ricardo Solari.

Pero no es lo único, el mismo informe compara los contratos con los últimos tres directores ejecutivos que el canal y en los cuales no existió cláusula de indemnización especial como sí ocurrió con Jaime de Aguirre, se lee en el informe que está publicado en la página de Radio BioBío (www.biobiochile.cl)


Declaración Publica

Tres miembros del directorio de Televisión Nacional de Chile, Máximo Pacheco (PS), Francisco Frei (DC) y Antonio Leal (PPD), emitieron este martes por la tarde un comunicado público para referirse a la polémica surgida en torno al director ejecutivo de la señal, Jaime de Aguirre.

“Desde el inicio de su mandato, el actual presidente del directorio de TVN Francisco Orrego ha intentado generar las condiciones para provocar la salida de Jaime De Aguirre. Primero trató de obtener alguno de los votos de los miembros de minoría del Directorio. Al no lograrlo puso en práctica una política de verdadero acoso laboral, creando instancias que inciden directamente en temas que son de exclusiva responsabilidad de la Administración e incluso pretendiendo ejercer una abierta censura previa de los contenidos de los Programas de investigación periodística del Canal ( Informe Especial) contraviniendo con ello la letra y el espíritu del artículo 16 letra d de la ley de TVN que confiere al directorio la fijación de las normas y pautas generales respecto de la programación pero no lo faculta de manera alguna para determinar previamente los contenidos de ella”, indicaron.

“Habiendo fracasado en estos intentos y no teniendo los 5 votos que exige la ley de TVN, para cumplir con su objetivo de sacar del canal al director ejecutivo, Orrego encargó a Contraloría interna un informe sobre las condiciones de aprobación del contrato de Jaime de Aguirre y de los principales ejecutivos del Canal aduciendo que ellos no habrían sido visados en su total integridad por el Comité Económico y el Directorio del Canal. El señor Orrego, vulnerando nuevamente la ley, ha entregado a los medios de comunicación dicho informe, las actas y otros documentos e incluso una minuta redactada por él donde se señala que se debe obligar, a través de una campaña comunicacional, a renunciar al Director Ejecutivo”, agregaron.

TVN registró una pérdida de $8.980 millones en 2017
​¿Tiene sentido TVN?