​Trump señala tener "pocas expectativas" para su cumbre con Putin en Helsinki este lunes

|


Trump juega Golf

El presidente de EEUU, Donald Trump, dice tener pocas expectativas sobre la cumbre que sostendrá este lunes con el líder del Kremlin, Vladimir Putin, en la capital finesa, Helsinki, a pocos días desde que un gran jurado federal acusó el viernes pasado a 12 oficiales de inteligencia rusos de un ciberataque a los demócratas antes de las elecciones de 2016.

La reunión, que se realizará en una de las coyunturas más complejas para Occidente desde la caída de la Unión Soviética en 1991, preocupa a algunos de los aliados europeos de Washington, pues temen que Putin busque un gran acuerdo con EEUU, que socave la alianza de la OTAN.

Trump, quien se ha estado preparando para la cumbre jugando al golf en su campo Trump Turnberry en la costa occidental de Escocia, dijo a CBS en una entrevista que “nada malo” saldría de la cumbre con Putin. “Voy con pocas expectativas”, agregó Trump a la cadena televisiva.

Un gran jurado federal de Estados Unidos acusó el viernes recién pasado a 12 oficiales de inteligencia rusos de hackear redes de computadoras del Partido Demócrata en 2016, el cargo más detallado hasta el momento, que evidenciaría un rol de Moscú en el triunfo electoral de Trump frente a su rival demócrata, Hillary Clinton.

El actual mandatario de EEUU ha reiterado en varias ocasiones que la investigación de la presunta injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016 -que califica como una “caza de brujas amañada”- le dificulta llegar a acuerdos sustanciales con Moscú.


Putin en Final del Mundial. jpg

Pero las acusaciones hacen que la atención se concentre sobre la relación de Trump con Putin, quien ha negado reiteradamente que Rusia haya intentado interferir en las elecciones que ganó Trump.

Cuando Trump se encuentre con Putin, se sentará junto a un líder ruso disciplinado, preocupado por los detalles y con más de 18 años de experiencia en el escenario mundial, que contrastan con los 18 meses de mandato del presidente de Estados Unidos.

Trump, un ex empresario inmobiliario de Nueva York de 72 años que se ufana de sus habilidades para hacer negocios, y Putin, un ex espía de la KGB de 65 años que cultiva una imagen de hombre de acción, tendrán un tiempo a solas durante la cumbre.

“Creo que es bueno conocerlo”, dijo Trump. “Nada malo va a salir de eso y tal vez salga algo bueno”.

Trump ha dicho que quiere discutir con Putin el control de armas nucleares, y las situaciones de Ucrania y Siria.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, advirtió a Trump que no haga ningún trato unilateral con Rusia que tenga un costo para los aliados occidentales de Estados Unidos.

Periodistas de Reuters reportaron haber visto a Trump jugar golf este domingo, al igual que hizo el sábado.

Putin, en tanto, tuvo el sábado varias reuniones en el Kremlin antes de asistir a una ópera en el Teatro Bolshoi. El político, que ha estado al mando de Rusia desde 1999, estuvo presente este domingo en la final de la Copa del Mundo de fútbol entre Francia y Croacia en el estadio Luzhniki en Moscú.