​¿Y Dónde Está el Piloto?

|


Hermogenes Perez de Arce

El sector más poderoso de Chile, el de los políticos (porque controlan los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial) han sido sorprendidos, de izquierda a derecha por igual, financiando ilegalmente sus campañas electorales. Como estaban todos enredados, se arreglaron para proclamar ya en un caso (Penta) una “salida alternativa” y de partida hicieron algo muy fácil: legislar para eliminar su problema, de tal manera que nunca más tuvieran que conseguir ellos los fondos para financiar sus campañas.

Adivine quién, discurrieron, debía pagar el costo de sus campañas: ¡usted, por supuesto! Y así todas las últimas elecciones han sido financiadas por usted, el contribuyente, sin perjuicio de donaciones hechas a través del Servicio Electoral.

Claro, había que superar el pasado, en que todos estaban enreda-dos, pues como obtenían el financiamiento con boletas y facturas que no correspondían a prestaciones efectivas, estaban sometidos a proceso por delito.

¿O alguien creyó que en el país donde no se puede siquiera instalar fotorradares porque todos serían pillados, alguien iba a cumplir alguna condena efectiva por haber participado en el financiamiento ilegal del quehacer de los “dueños del cuento” en Chile?

Claro, algunos han debido sufrir el “juicio por los diarios” : ME-O, Rossi, Pizarro, Longueira. Pero hay uno, el que más dinero recibió, que ni siquiera es nombrado por los diarios. La secretaria de SQM, Danitza Yepes declaró haberlo visto yendo a pedir financiamiento (“La Tercera”, 05.05.15). El gerente, Gerardo Illanes, declaró que las facturas que se le pagaron no correspondían a servicios prestados. Sin embargo, no es procesado ni nombrado por los diarios. Otra persona, que ni siquiera es político, aparece como responsable y tendrá que purgar procesamiento y “pena alternativa” por él.

¿Quién es? Precisamente el que ha dicho: “Nadie está por encima de la ley”. Porque en democracia somos todos iguales. Pero, como decía Orwell y sucede en Chile, “hay unos más iguales que los demás”.