​Besalco: Estrategia comercial, financiamiento y exposición al controlador de próximos proyectos son la clave

|


Besalco inter

La clasificación “BBB+” asignada a Besalco S.A. refleja un perfil de negocios “Satisfactorio” y una posición financiera “Intermedia”. Besalco desarrolla una amplia gama de actividades en el sector construcción, como obras civiles, montaje industrial, servicios de maquinaria, desarrollo de proyectos inmobiliarios y concesiones.

Adicionalmente, desde 2012, participa en el área de energía renovable mediante Besalco Energía Renovable S.A.

A marzo de 2018, el backlog de la compañía alcanzó UF 27,2 millones, con una disminución del 5,1% respecto de diciembre de 2017, coherente con el avance de las obras. No obstante, se debe señalar que se mantiene por sobre los rangos históricos.

Durante el primer trimestre de 2018, los ingresos ajustados de Besalco presentaron una disminución del 23,5% respecto de igual trimestre de 2017. Lo anterior, asociado a una caída en la recaudación del segmento de obras civiles, principalmente construcciones, y por el área inmobiliaria. Ello fue compensado, en parte, por un alza en Besco y servicios de maquinarias (este último debido a la reactivación del sector).

A marzo de este año, el ebitda ajustado registró una caída del 26,8% en relación al mismo periodo del año anterior, alcanzando $6.997 millones. La mayor caída en el ebitda ajustado en comparación a la de los ingresos se explica por la baja del sector inmobiliario (área con mayores márgenes), sumado a menores márgenes en obras civiles.

El stock de deuda financiera ajustada alcanzó $200.888 millones, evidenciando un alza del 4,2% en comparación a fines de 2017. Ello, acorde con el plan de inversiones que se encuentra ejecutando la entidad.

Durante el primer trimestre de 2018, la menor generación de ebitda ajustado, en conjunto con el incremento en la deuda financiera, se vieron compensados por un mayor nivel de caja y equivalente, permitiendo que los indicadores crediticios se mantuvieran en los rangos observados en los últimos periodos.

En particular, el ratio de deuda financiera ajustada neta sobre ebitda ajustado presentó un leve aumento, llegando a 3,9 veces en marzo de 2018 (3,8 veces en igual mes de 2017), aunque por sobre lo alcanzado a fines de 2017 (3,5 veces). No obstante, la menor carga financiera del periodo permitió que el indicador de ebitda ajustado sobre gastos financieros ajustados se incrementara hasta 5,1 veces (4,8 veces a marzo

de 2017).

Actualmente, la compañía se encuentra en proceso de inscripción de una nueva línea de bonos, por un monto máximo de emisión de UF 2 millones a un plazo de 8 años. Al respecto, los fondos a recaudar estarían destinados, mayoritariamente, al refinanciamiento de pasivos financieros.

PERSPECTIVAS: ESTABLES

ESCENARIO BASE: Feller Rate espera que en los próximos periodos el nivel de endeudamiento de la entidad se incremente en línea con su actividad, siendo compensado con una mayor generación de ebitda ajustado, lo que permitirá mantener los indicadores financieros dentro de los rangos de su actual clasificación de riesgo.

Por otro lado, para la evolución de la clasificación será relevante la estrategia comercial de los próximos proyectos, tanto de obras civiles como de energía, su financiamiento definitivo y su exposición al controlador.

ESCENARIO DE BAJA: Podría gatillarse si no se evidencia una recuperación en los márgenes o ante una mayor agresividad en las políticas financieras.

ESCENARIO DE ALZA: Se considera poco probable en el corto plazo.