China responderá con “medidas cualitativas” a nuevo ataque arancelario de EE.UU.

|


China

Como un “acoso típico” calificó el gobierno de China la escalada arancelaria dispuestas por Estados Unidos (EE.UU,) a importaciones provenientes del gigante asiático. Ello, luego que el país del norte anunciara nuevos gravámenes del 10% a compras de mercancías chinas valoradas en US$ 200.000 millones, a lo que Pekín respondió que tomará una medida equivalente.

El Ministerio de Comercio chino comentó que se encuentra “impactado” frente las “medidas inaceptables” de EE.UU. y que elevaría una queja formal ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), “Esto es una lucha entre unilateralismo y multilateralismo, proteccionismo y libre comercio, poder y normas”, subrayó la portavoz de Exteriores, Hua Chunying, según información recogida por Reuters.

Por lo pronto, la autoridad enfatizó que actuaría con “medidas cualitativas”, y aunque no precisó en qué consistiría la réplica se estima que podría incluir inspecciones más minuciosas, retrasos en la aprobación de inversiones o boicots de los consumidores. Cabe considerar, en tal sentido, que los US$ 200.000 millones afectados por las nuevas tarifas superan las exportaciones chinas al mercado norteamericano, por lo que Beijing tendrá que pensar en formas “creativas” para responder.

La lista de mercancías afectas al tributo del 10% contempla cientos de productos alimenticios, así como tabaco, carbón, productos químicos, acero y aluminio, neumáticos de vehículos, muebles, productos de madera, alfombras, puertas, bolsos y maletas, guantes de béisbol, bicicletas, papel higiénico, esquíes, bolsas de golf y cosméticos, además de bienes electrónicos como componentes de televisores.

“Durante más de un año, el gobierno de Trump ha instado pacientemente a China para que detenga sus prácticas injustas, abra sus mercados, y participe en una verdadera competencia de mercado”, apuntó el representante Comercial, Robert Lighthizer, al anunciar los aranceles propuestos. “En vez de abordar nuestras legítimas preocupaciones, China comenzó a tomar represalias sobre productos estadounidenses (...) No hay una justificación para dicha acción”, manifestó a través de un comunicado de prensa.

La semana pasada, EE.UU. impuso gravámenes del 25% sobre US$ 34.000 millones de adquisiciones chinas y Pekín respondió inmediatamente igualando la tasa sobre los envíos norteamericanos al gigante asiático por idéntica cifra.

​Trump redobla la presión sobre China con nuevos aranceles sobre otros US$200.000 millones