Japón ejecutó a ideólogo del ataque con gas sarín en metro de Tokio en 1995

|


Shoko Asahara

El fundador y líder de la secta japonesa Verdad Suprema, Shoko Asahara, condenado a muerte tras ser considerado el cerebro del ataque con gas sarín en el metro de Tokio en 1995, fue ejecutado este viernes en la horca. La ejecución de la sentencia se ha llevado a cabo prácticamente quince años después de su condena, tras un largo periplo judicial y tras agotarse un último recurso. Otras seis personas relacionadas con este culto, partícipes en este u otros atentados, también han sido ejecutadas, según informó el Ministerio de Justicia nipón.

Según consignó el medio español El País, Asahara, cuyo nombre real era Chizuo Matsumoto, planificó en los años noventa una cadena de ataques que resultaron en la muerte de 29 personas. El más conocido es el del metro de Tokio en marzo de 1995, cuando cinco miembros del grupo entraron en el suburbano de la capital nipona en hora punta y, de forma coordinada, perforaron con sus paraguas varias bolsas con gas sarín. El ataque provocó la muerte de 13 personas e hirió a más de 6.200, algunas de las cuales han tenido secuelas de por vida.