​Eficiencias Operacionales y Plan de Inversiones le permiten a Ripley Corp elevar su clasificación de riesgo

|


Ripley2

Feller Rate sube a “A+” las clasificaciones otorgadas a la solvencia y las líneas de bonos de Ripley Corp S.A. Al mismo tiempo, modificó la clasificación de sus líneas de efectos de comercio a “Nivel 1/ A+” y mantuvo la de sus acciones en “Primera Clase Nivel 2”. Las perspectivas de la clasificación son “Estables”.

El alza de clasificación de “A” a “A+” para la solvencia y las líneas de bonos de la compañía responde a la mantención de indicadores de cobertura producto de las eficiencias operacionales realizadas en periodos anteriores, a pesar del actual escenario económico tanto en Chile como en Perú.

Además, considera un plan de inversiones acorde con la estrategia de la compañía de rentabilizar sus negocios actuales, en conjunto con un enfoque en eficiencias operacionales.

Las clasificaciones asignadas a Ripley Corp reflejan un perfil de negocios “Satisfactorio” y una posición financiera “Satisfactoria”.

Ripley Corp es la sociedad matriz de un grupo de empresas que participan en el negocio de tiendas por departamentos, servicios financieros y centros comerciales tanto en Chile como en Perú.

A marzo de 2018, los ingresos ajustados alcanzaron $261.453 millones, exhibiendo una leve disminución respecto del primer trimestre de 2017. Esto se debe a una leve baja en la recaudación del segmento retail en Chile, sumado a la depreciación de la moneda peruana, que mantuvo los ingresos proveniente de Perú relativamente estables.

Por su parte, en el primer trimestre de 2018 el ebitda ajustado presentó una baja de 20,3% respecto de igual periodo de 2017, alcanzando $37.357 millones, producto de la disminución en los dividendos percibidos tanto del banco en Chile como del sector inmobiliario.

Al respecto, se debe señalar que los dividendos del sector inmobiliario se vieron afectados por la temporalidad en el pago de dividendos de una filial, que en esta ocasión se recaudaron en abril de 2018, posterior a los estados financieros, siendo éstos excluidos del ebitda ajustado. Lo anterior, generó que el margen ebitda ajustado alcanzara 14,3% a marzo de 2018, cifra por debajo de lo registrado en igual periodo de 2017 (17,9%).

Los indicadores de cobertura registraron un leve deterioro a marzo de 2018, asociado a la baja en el ebitda ajustado, que no logró ser compensando con la disminución de la deuda respecto del primer trimestre de 2017. Esto se tradujo en un indicador deuda financiera neta ajustada sobre ebitda ajustado de 3,6 veces (3,4 veces a marzo de 2017) y un ebitda ajustado sobre gastos financieros que disminuyó hasta 3,8 veces.


PERSPECTIVAS: ESTABLES

ESCENARIO BASE: Considera una lenta evolución económica tanto en Chile como en Perú, la cual estaría mitigada, en parte, por el actual plan estratégico de la entidad, que considera un plan de inversiones acorde con el objetivo de rentabilizar sus negocios actuales, así como la continua búsqueda en eficiencias operacionales.

Lo anterior, en línea con un mejor desempeño del segmento retail y mayores flujos de dividendos provenientes de las filiales bancarias e inmobiliarias.

En particular, se espera que los indicadores de cobertura se mantengan en los rangos actuales, con una mejoría en periodos de mayor consumo.

ESCENARIO DE BAJA: Podría darse ante políticas financieras más agresivas o ante un deterioro constante en los flujos de dividendos desde las filiales bancarias e inmobiliarias, o de experimentarse un cambio adverso en las condiciones de mercado por sobre nuestras expectativas.

Adicionalmente, se podría gatillar ante cambios en las políticas de gestión de riesgo de crédito, que actualmente son conservadoras para el negocio bancario.

ESCENARIO DE ALZA: Se considera poco probable en el mediano plazo dadas las condiciones actuales.